Nuria López de Letona y Marixa Suso han estrenado recientemente el camión de Guikuri Moda, nueve metros de largo y 16 metros cuadrados repletos de tendencias. Ya han visitado Ondategi, Murgia o Izarra

La furgoneta del panadero, el heladero, el camión de los ultramarinos, el todo a cien rodante… es habitual la visita de estos vehículos a los pueblos pequeños en los que no hay comercios. Pero, ¿un autobús con ropa ded diseño? Nunca antes se había visto, por lo menos no en los pueblos de Álava. ¡Hasta este pasado mes de septiembre!

Nuria López de Letona y su socia Marixa Suso son las artífices de esta original iniciativa que promete acercar la moda y las últimas tendencias a cualquier rincón de la geografía alavesa.

«Llevaba mucho tiempo dándole vueltas a esta idea de crear una tienda rodante. Antes íbamos a otros pueblos y montábamos allí la tienda unos días, pero eso suponía encontrar un local adecuado, adecentarlo… era un esfuerzo muy grande», recuerda Nuria, que en 2011 montó la boutique en un espacio de la casa rural que regenta en Murua y después trasladó a Manurga. En enero de 2020, Marixa se incorporó al negocio. La idea era inaugurar el autobús y comenzar a rodar mucho antes, pero el coronavirus reventó todos los planes de estas dos amigas. Eso sí, Nuria tuvo más tiempo para sacarse el carnet de camión, un documento obligatorio para conducir su nueva tienda móvil.

«Yo soy de Manurga y vivo en Murua. Me encanta estar aquí y no quería mudarme a Vitoria, por eso me busqué mi trabajo aquí. La idea del autobús va un poco en ese sentido, queremos dar vida a los pueblos y que la gente tenga cosas que hacer en ellos, proponerles un plan diferente», explica esta alavesa. Por el momento, el autobús ya ha llegado a Ondategi, Murgia, Izarra, Santa Cruz de Campezo, Maeztu y Oiardo, a la fábrica de cerveza artesanal Baias. Y la idea es que muchos más pueblos se vayan sumando a la lista: por ejemplo Salinillas de Buradón, Alegría-Dulantzi… «Ya nos han llamado de varios sitios y nosotras estamos dispuestas a escuchar peticiones. También nos gustaría colaborar con otros negocios locales y hacer cosas juntos», adelanta Nuria.

En sus redes sociales irán publicando el calendario para que todos los que se quieran acercar a conocer el autobús no pierdan la oportunidad. El vehículo, rotulado con el nombre de la tienda, tiene nueve metros de largo y ha sido completamente remodelado por dentro. Dispone de 16 metros cuadrados en los que se disponen varios burros con ropa, un probador y un mostrador. «Es un espacio muy cómodo. Las clientas que ya lo han probado nos han dicho que les gusta mucho y que tenemos muchas cosas», se felicita Nuria.

En su interior se pueden encontrar prendas que están en la tienda pero también género diferente, la idea es que a las clientas les pique el gusanillo de conocer ambos espacios. «Tenemos ropa de diseño, de marcas nacionales y también europeas», detalla el alma máter de este proyecto. Hay desde prendas informales a otras más elegantes, para todas las edades y con diferentes tallas. Nuria y Marixa no se obsesionan con las tendencias pero siempre tienen un ojo puesto en ellas, algo que se refleja en su selección de prendas.

Fuente: El Correo