• El grupo rediseña la red de distribución y suma a sus tres plataformas las tiendas en toda España
  • Unifica el inventario bajo control en tiempo real e impulsa una ‘app’ con tarifa plana anual

El Corte Inglés ha rediseñado toda su red logística para acelerar la venta online y competir con Amazon. El grupo ha incrementado la capacidad de reparto al utilizar como centros de distribución la red de grandes almacenes, unificando para ello el inventario y controlando las existencias en tiempo real. «Nuestra extensa red de tiendas nos permite maximizar la eficiencia de nuestro stock y nos proporciona un tiempo de entrega competitivo desde nuestra tienda online, no sólo en Madrid y Barcelona, sino en toda España».

El grupo cuenta para la distribución de la compra online con un total de 93 centros, tres de los cuales son plataformas especializadas en Madrid, Barcelona e Islas Canarias y otros 90 grandes almacenes, que se han rediseñado «para asumir también las operaciones de hub logísticos», según explica la empresa.

Gran capilaridad

El Corte Inglés asegura en el folleto de la última emisión de bonos que su red logística es imbatible porque puede llegar a sumar en total 2.000 tiendas en España, con lo que el 82% de los españoles tiene un establecimiento a menos de 40 minutos en coche. «La red y la capilaridad nos permitirán extender esta oferta al resto de ciudades españolas donde estamos», asegura la compañía. El objetivo es además potenciar la recogida en tienda mediante servicios como Click &Collect o Click & Car, de manera que se pueda comprar en un gran almacén o en un Hipercor y recoger en una tienda de Supercor.

De momento, con todo ello se ha logrado poder hacer los repartos en menos de dos horas o en la franja horaria elegida en el 67% de los códigos postales existentes en España. Según el grupo, «la flexibilidad y el servicio que ofrece nuestra oferta de comercio electrónico ha contribuido a posicionarnos como el minorista de comercio electrónico número uno con capacidades de omnicanalidad en el mercado español, y el segundo en venta online más grande de España en 2019, medido por el volumen de negocios neto, según Statista, sólo por detrás de Amazon». La inversiones en logística y la implantación de la tecnología RFID que permite la identificación por radiofrencuencia ha permitido, según el grupo,  «hacer frente fácilmente al fuerte aumento de los volúmenes de ventas online que acompañó al cierre de las tiendas por el Covid-19».

En este sentido, en el último ejercicio el grupo acometió inversiones por valor de 344 millones, destinadas fundamentalmente a la digitalización de la compañía, Eso permitió elevar el número de visitantes durante 2019 a sus plataformas online a 462 millones de personas. Según avanzó hace un año el director de Comercio Electrónico y Clientes del gigante de la distribución española, Ricardo Goizueta, El Corte Inglés tenía previsto alcanzar este año una facturación de 1.000 millones de euros través de Internet.

Y el hecho es que las ventas y la cuota de mercado en la Red se están disparando. Durante el periodo de confinamiento y cierre de las tiendas entre marzo y junio, las ventas de alimentación online se incrementaron en un 432% en comparación con el mismo período en 2019, frente a un crecimiento del mercado en conjunto del 185%.

«Hemos incrementado nuestra cuota de mercado en el segmento de la alimentación online en un 86% durante el período de cierre, alcanzando el 26,1% de la cuota del mercado», explica el grupo. Eso consolida al grupo como líder absoluto en Internet, por delante de todos los demás distribuidores, incluyendo Mercadona o Carrefour, mucho más grandes en el sector de la alimentación.

Cuotas

En moda, la empresa que preside Marta Álvarez se ha quedado justo por detrás de Inditex, con una cuota de mercado del 10% online; en electrónica es también segunda con el 22%, por detrás de Media Markt; en juguetes y deportes ocupa la cuarta posición con el 6% de participación y en hogar es primero con el 32%. De forma paralela, El Corte Inglés ha lanzado la app que, en su opinión, revolucionará la forma de comprar online y en tienda con una tarifa plana única de 19,90 euros anuales para las compras en Internet que permite al cliente elegir si quiere recibir su pedido de alimentación y no alimentación con entrega inmediata en el mismo día (dos horas) o en la fecha elegida. El reto es arrebatar el liderazgo a Amazon.

Fuente: El Economista