Saltar al contenido

Las compras en remoto de bienes físicos alcanzarán los 30.000 millones de euros en 2020 en España

El pago con teléfono móvil se impone y ya es usadopor el 26% de los españoles, según un estudio de Telecoming

Las compras en remoto, con el pago online como protagonista, se imponen definitivamente en la vida de los españoles y ya están por encima de la media europea. Sí bien, en los últimos años, este modelo de transacción ya era habitual en la compra de servicios como viajes, reservas de ocio o suscripciones digitales, con la pandemia ha pisado el acelerador en los sectores de moda, calzado y complementos, tecnología o alimentación y ya se estima que cada español gastará este año 1.252 euros de media.

Así lo desvela un análisis sobre el pago digital de bienes físicos realizado por Telecoming, que estima que al acabar 2020 las compras en remoto de bienes físicos llegarán a los 30.000 millones de euros en España. Una cifra que nos coloca un 22% de la media europea, con 31,2 transacciones por habitante.

De esta forma, a finales de año los usuarios españoles podrían alcanzar los 735 millones de compras de bienes físicos en remoto, cifra que en el año 2024 podría ser un 18% mayor.

Comprar con el móvil, lo que más crece

Pero sin duda ha sido la compra online con el teléfono móvil, la gran protagonista desde el confinamiento. Según el infome, el 26% de los españoles ya compra y paga de esta manera. «La tendencia es que el móvil vaya ganando terreno a PC’s y portátiles en este tipo de compras. La proporción de usuarios españoles que compra y paga en remoto los bienes físicos desde sus dispositivos móviles se sitúa ahora en el 26% y estimamos que ese porcentaje aumentará hasta el 32,5% en 2024», aseguró Roberto Monge, COO de Telecoming.

En esa línea, Telecoming estima que serán trece mil millones de euros lo que se facture este año en las compras remotas con teléfono movil. De cara a los próximos cuatro años, esta tendencia podría aumentar un 70%, cifra por encima de las estimaciones europeas y mundiales, para las que se calcula un 46% y 59% respectivamente.

Lo que también creció fue el valor medio de las compras realizadas en estos dispositivos, pero sigue siendo el ordenador la herramienta escogida para llevar a cabo compras de más valor. Así, este año cada usuario gastará 44 euros vía pc, aunque el estudio señala que la tendencia será a la baja en los próximos años.

Carteras electrónicas

En cuanto a las formas de pago, más allá de las carteras electrónicas de la banca, las fintech, el pago operador, las apps o pasarelas de pago independientes, se espera también un amplio recorrido para los pagos de bienes físicos a través de la propuesta de wallet del fabricante (OEM) como Apple Pay, Google Pay o Samsung Pay.

El análisis apunta que sólo el 5,2% de las compras de bienes físicos en remoto en España se paga con estos sistemas en la actualidad. Sin embargo, se prevé que en los próximos 4 años ese porcentaje se duplique y alcance un peso del 12,6% sobre el total.

El volumen de compras remotas de bienes físicos con e-wallet del fabricante en España todavía es poco relevante, pero se estima un crecimiento del 1.036% en el periodo 2020-2024, para superar ese año las 3.000 transacciones. La facturación del mercado de bienes físicos en España con los sistemas de pago OEM cerrará este año en torno a los 11 M€ y se incrementará nada menos que un 1.224% para superar los 145 M€ en 2024[3].

«Con los nuevos desarrollos tecnológicos y las expectativas al alza del pago móvil, los comercios de bienes físicos tienen una oportunidad de oro para hacer crecer su negocio, si son capaces de ofrecer a sus clientes una experiencia digital líquida y memorable», explica Roberto Monge.

Fuente: ABC

AGECU