Saltar al contenido

Ropa vs súpers: cara y cruz del golpe del Covid-19

Las tres áreas principales donde disminuirá el consumo será la moda, la equipación deportiva, las actividades al aire libre y la restauración.

Menos moda y más Netflix. Tras la crisis, las tres áreas principales de incremento de gasto doméstico serán la alimentación, los medios y entretenimiento y la electrónica y ordenadores, según el informe Global Consumer Insights Survey 2020 de PwC.

En concreto, el gasto de alimentación subirá un 61% en los próximos doce meses, mientras que el gasto de alimentación subirá un 41%. Los productos de electrónica y ordenadores, por su parte, registrarán un incremento del 21%.

En cambio, la moda será una de las principales áreas donde disminuirá el gasto. En ropa y el calzado, la caída será del 70%, mientras que en la restauración los consumidores reducirán en gasto un 42%. El gasto en equipación deportiva y actividades al aire libre se reducirá un 61%.

El consumo de moda en España caerá un 70%

Además de en España, los países que liderarán la caída del gasto de moda serán Italia y Reino Unido, con retrocesos del 65% y del 60%, respectivamente. En el lado contrario, los países de Oriente Próximo, China y Francia son los que más incrementarán su gasto.

El coronavirus también ha acelerado el cambio en el comportamiento de los consumidores. En concreto, crecen las compras online y caen en tiendas físicas, aumenta la preocupación por los productos y servicios relacionados con la salud y la sostenibilidad gana peso en las decisiones de los consumidores.

De hecho, el 45% de los encuestados para el informe aseguran que tratarán de evitar, en la medida de lo posible, el uso de plástico en los productos, mientras que el 43% espera que las marcas sean responsables con el impacto ambiental de sus productos.

El 50% de los consumidores asegura haber disminuido sus compras en establecimientos físicos

El 50% de los consumidores globales y el 54% de los españoles aseguran haber disminuido las compras en establecimientos físicos desde el inicio de la pandemia. De hecho, PwC apunta que el Covid-19 ha provocado un incremento generalizado del uso del móvil y los ordenadores como canales de compra.

El 51% de los consumidores afirma que compra menos en tienda. De las compras online, el 45% ha aumentado sus compras desde el ordenador, mientras que el 35% afirma que compra más desde su smartphone. Tras aumentar su consumo online, el 70% de los consumidores afirma que está satisfecho con el servicio de internet.

El uso de las redes sociales y aplicaciones de mensajería se ha incremento, y probablemente se mantendrá cuando finalicen las restricciones. De hecho, los tres principales canales de comunicación más usados y que perdurarán tras la pandemia son las aplicaciones de mensajería, con un 72% más, la televisión, con un incremento del 67% y las redes sociales, cuyo uso ha crecido un 66%.

Fuente: Modaes.es

AGECU