Saltar al contenido

Trece establecimientos han tenido relevo generacional gracias al programa ‘Berriz’

En este año tan complicado han sido tres: Tasia, Shanti Kirolak, y el último, en septiembre, Droguería Orús

No corren buenos tiempos para el pequeño comercio, un sector que en Tolosa ejerce una importancia capital. De hecho, es el municipio vasco con mayor ratio comercial (numero de negocios por habitante), situándose incluso por encima de las capitales. El empuje, el buen hacer y la calidad de nuestras tiendas quedan fuera de toda duda, pero a sus dificultades actuales (grandes superficies, ventas en Internet y falta de relevo generacional), se le ha unido encima ahora la crisis sanitaria del coronavirus. Si no quieres taza, taza y media. Y un pueblo sin comercio, es un pueblo sin vida. Nunca debemos olvidarlo.

El programa ‘Berriz’ trata de dar salida a uno de estos problemas: el de la falta de gente joven dispuesta a seguir con negocios consolidados. El último de los establecimientos que ha podido seguir adelante gracias a esta iniciativa es la emblemática droguería Orús, a la que ya dedicamos un extenso reportaje hace algunos meses.

LOS DATOS

30.150Los euros que ha reservado este año el Ayuntamiento a complementar con ayudas al alquiler el programa ‘Berriz’ del Gobierno Vasco y la Cámara de Comercio.Primer pasoAquellos propietarios interesados deben acudir a la asociación comercial Tolosa&Co (edificio Oriaburu), donde se coordina el proceso y se les pone en contacto con la Cámara de Comercio.

En el Plan de Revitalización del Comercio (Perco), ya se constataba la preocupación ante el hecho de que tiendas o bares tradicionales de la villa, cuyos dueños están pensado ya en la jubilación, tuvieran que cerrar por no tener a nadie en la familia dispuesto a encargarse del negocio.

Es un programa del Gobierno Vasco y de la Cámara de Comercio y el Ayuntamiento ayuda con el pago del alquiler

La confidencialidad es uno de los pilares de este programa; solo se desvela el nombre cuando ya está el relevo asegurado

Para afrontar esta problemática nació el programa ‘Berriz Enpresa’, impulsado por el Gobierno Vasco y la Cámara de Comercio, con el apoyo del Ayuntamiento y el asesoramiento de Tolosa&Co. Desde que se puso en marcha el programa, en 2015 se ha garantizado el traspaso de trece comercios. Y en camino hay varios más, aunque no se pueden desvelar nombres porque la confidencialidad es uno de los pilares de esta iniciativa.

La alcaldesa, Olatz Peon, comentó, durante la presentación del último caso de transmisión generacional en la droguería Orús, que Tolosa lleva años comprometida con el programa y además es «el único municipio de toda Euskadi» que la complementa con una ayuda para el alquiler durante tres años a fin de ayudar a las personas emprendedoras. «Apostamos por el emprendimiento y un modelo de ciudad con un comercio fuerte y por ello debemos seguir trabajando por mantener nuestro tejido comercial, más aún en el contexto actual», precisó la alcaldesa.

El ayuntamiento tolosarra está decidido a reforzar el programa para promover que los comercios locales puedan disponer de testigos dispuestos a seguir al frente. Este mismo año, el consistorio ha destinado 30.150 euros a complementar el programa ‘Berriz’.

Confidencialidad asegurada

Según explicó Amalur Anguiozar, responsable del programa ‘Berriz Enpresa’ en la Cámara de Comercio de Gipuzkoa, desde el año 2015, trece han sido los establecimientos que se han traspasado en Tolosa en el marco de este programa. Este año han sido tres: Tasia, Shanti Kirolak y Droguería Orus.

La asociación Tolosa&Co es la primera interlocutora directa del proceso. «Quien tenga a corto o medio plazo pensado cerrar y no tenga garantizado el relevo, que se ponga en contacto con nosotros», explican desde la junta de la asociación, «Nosotros le ayudaremos y le pondremos en contacto con la Cámara de Comercio».

Nerea Letamendia, concejala de Comercio, Ferias y Turismo, animaba al sector a participar en este proceso. «Se garantiza totalmente la transparencia y la confidencialidad. El objetivo es conseguir que entre gente joven y emprendedora para dar continuidad a establecimientos muy arraigados en Tolosa». Letamendia destacó las potencialidades del programa ‘Berriz’: «Además de ofrecer facilidades para obtener información y otro tipo de asesoramiento, junto con la Cámara de Gipuzkoa, se abre una línea de subvenciones, directamente desde el Ayuntamiento, para ayudar con el alquiler durante tres años a las personas emprendedoras, de forma escalonada. Por supuesto, examinando bien cada situación, hechos los planes de viabilidad, los calendarios, etcétera».

El programa Berriz no es sólo un cambio de nombre en la licencia, Es un proceso más ambicioso, donde se analiza la viabilidad del negocio, se buscan posibles compradores, hay que poner en contacto a las dos partes… Podemos decir que el caso de la droguería Orús ha sido ejemplar e incluso ha habido más de un candidato», manifestó Amalur Anguiozar.

A Ana y María Elena Orús le ha llegado la hora de un retiro laboral más que merecido, tras tantos años detrás del mostrador en los que, además de grandes profesionales, han sido amigas y sabias consejeras de su clientela. Recientemente se despidieron con una emotiva carta publicada en DV, en la que contaban que «Orús lleva 112 años de comercio y contacto directo con el pueblo de Tolosa. Ha sido un placer, pero ha llegado el momento de dar el relevo. Queremos agradecer de corazón la fidelidad de todos nuestros clientes y desear el mejor camino a nuestra querida droguería. Gracias, gracias y mil gracias, Tolosa».

Alicia Castillo y Ana Rosa Tolosa son sus sustitutas. Llevan todo el mes de agosto trabajando y aprendiendo el negocio junto a Ana y Elena Orus. Han visto una oportunidad y la quieren aprovechar. Conocían el negocio de toda la vida y dicen que lo más importante será mantener la cercanía con el cliente.

Fuente: Diario Vasco

Etiquetas:
AGECU