Comerciantes y hosteleros reclaman ayudas urgentes ante este nuevo mazazo que les obliga a cerrar desde este martes a partir de las 18 horas

La hostelería y el comercio no terminan de salir del pozo. Las medidas aprobadas por la Junta de Andalucía y que entran en vigor este martes 10 de noviembre, por las que se les obliga a permanecer cerrados al público a partir de las 18 horas, han supuesto un nuevo varapalo para la economía de miles de familias gaditanas.

Las nuevas restricciones han hecho que el comercio y la hostelería tengan que reinventarse y adaptarse a una situación que se agrava por momentos ante la falta de ayudas y de un plan de rescate que está tardando mucho en llegar.

En el caso del comercio gaditano, el cierre a partir de las seis de la tarde se suma a la crisis que ya vienen arrastrando los comerciantes del centro tras la marcha de las grandes firmas de Inditex de esta zona de la ciudad.

El sector tenía puestas todas las esperanzas -para compensar las pérdidas de este año 2020- en la campaña de Navidad y en la del Black Friday, para la que habían conseguido de manos del Ayuntamiento de Cádiz el adelanto del encendido del alumbrado en las calles. Una iluminación que de nada sirve ahora ya que a las seis de la tarde -cuando aún ni ha anochecido- las calles comerciales de la capital se quedarán desiertas con las nuevas restricciones.

Así, desde Cádiz Centro Comercial Abierto, su gerente, Beatriz Gandullo, lamenta la situación de incertidumbre en la que se encuentran. A primera hora de la mañana de ayer lunes y tras conocer lo dispuesto en el BOJA, la entidad envió un cuestionario a sus asociados para saber cómo se organizarán hasta el próximo 23 de noviembre, fecha en la que la Junta decidirá si se sigue con las mismas medidas o éstas variarán.

Todo parece indicar que los comerciantes contarán con un horario continuado aunque, según afirma Gandullo, «no todos los comercios tienen la misma situación». Muchos cuentan con una persona sin nadie que les releve, por lo que «tendrán que interrumpir la jornada laboral en algún momento para ir a comer».

La gerente de Cádiz Centro insiste en que «hay muchas circunstancias y el BOJA no termina de estar muy claro en cuanto a las actividades no esenciales, por lo que estamos viéndolo todo con detalle y en las próximas horas veremos».

Ayudas del Ayuntamiento

Ante esta situación «desesperada», desde la entidad reclaman con urgencia que se concedan las ayudas económicas prometidas por parte del Ayuntamiento de Cádiz y que se aprobaron en el pleno del pasado mes de julio a propuesta del propio equipo de Gobierno.

Insiste en que «a día de hoy ni siquiera conocemos los beneficiarios de estas ayudas», cifradas en 1.000 euros en el caso de autónomos y microempresas sin trabajadores y 2.000 euros las que cuenten con un máximo de 5 empleados. El procedimiento de concesión sería por concurrencia competitiva pero, cuatro meses después de que se aprobaran, los comerciantes no saben nada acerca de estas ayudas, vitales para la situación que se avecina.

El Corte Inglés abre a las nueve

Desde El Corte Inglés de Cádiz ya han confirmado que modificarán sus horarios de apertura adelantándolos a las 9 de la mañana.

El cierre será a las seis de la tarde para todas las actividades no esenciales, es decir, téxtil, zapateria, deportes y los locales de hostelería situados en la segunda planta.

Sin embargo, permanecerá abierto hasta las nueve de la noche las dependencias de alimentación y otros departamentos como parafarmacia, óptica, o librería, entre otros.

De María:«Nos merecemos una explicación»

La hostelería no da crédito a las nuevas medidas impuestas por la Junta de Andalucía. Mientras reclamaban la ampliación del toque de queda hasta las 12 de la noche y el servicio a domicilio hasta la 1 de la madrugada, desde el Gobierno andaluz no solo no han atendido sus peticiones sino que las restricciones se han endurecido considerablemente.

Desde Horeca, su presidente, Antonio de María, asegura que «no entendemos nada y creemos que nos merecemos una explicación por parte de quienes han tomado estas decisiones».

Lamenta que la reunión programada para la mañana de ayer a nivel regional se suspendiera ‘sine die’ y sin argumentos cuando «urge un plan de rescate para el sector, que está siendo castigado injustamente».

El próximo jueves 12 de noviembre se celebrará un acto de protesta que partirá de la plaza Asdrúbal y en el que se pretende visibilizar la situación que están atravesando 40.000 familias gaditanas que viven de la hostelería.

De María confirma que «si ya de por sí es duro el cierre total de nuestros establecimientos a las seis, lo que no tiene explicación es que ni siquiera nos dejen contar con servicio ‘take away’ y a domicilio a partir de esa hora cuando no hay peligro alguno de contagio».

Comida a domicilio

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Cádiz, el alcalde accidental, Demetrio Quirós, reclamó ayer a la Junta de Andalucía que permita el reparto de comida a domicilio de establecimientos de hostelería más allá de las 22:00 horas, a fin de que este sector del tejido económico de la ciudad pueda paliar, al menos con esta modalidad, la complicada situación que atraviesa con motivo de las medidas restrictivas adoptadas por el propio Gobierno andaluz para evitar la propagación de la Covid-19.

Así lo ha trasladado Quirós a la delegada provincial de Salud de la Junta de Andalucía, Isabel Paredes, en una reunión a la que ha sido convocado junto con los alcaldes y alcaldesas de los municipios del distrito sanitario Bahía de Cádiz-La Janda.

En el encuentro, el alcalde accidental de Cádiz ha pedido también a la Junta de Andalucía «mayor responsabilidad a la hora de trasladar las medidas y ha reivindicado que la información se traslade a los ayuntamientos con mayor antelación para poder adaptar y adecuar protocolos y procesos de control y prevención conforme a las nuevas medidas que se van a implantar».

Fuente: lavozdigital.es