Tiendas de Inditex como Zara y Stradivarius atrajeron a mucha gente con sus descuentos del 40 y 50 por ciento

El Corte Inglés, As Cancelas y MediaMarkt estuvieron muy concurridos durante todo el día gracias a sus suculentas rebajas

A pesar de ser un Black Friday atípico, los compostelanos se acercaron ayer a las tiendas del Ensanche, casco histórico y a los centros comerciales de la capital gallega para aprovecharse de los descuentos de esta jornada y adelantar algún que otro regalo de Navidad.

De hecho, Zara sorprendió a sus clientes con descuentos del 40 por ciento en una selección de prendas, algo totalmente novedoso, puesto que hasta ahora solo había hecho rebajas del 20 por ciento en esta fecha y eso se notó mucho en los establecimientos que la cadena de Inditex tiene en la capital gallega.

Asimismo, la marca juvenil del grupo de Amancio Ortega Stradivarius rebajó aún más algunos de sus artículos, llegando hasta el 50 por ciento, lo que provocó una gran afluencia a estas tiendas, que registraron colas en algunos momentos; eso sí, respetando la distancia de seguridad.

Asimismo, El Corte Inglés se animó con ofertas del 40 por ciento, al igual que otros establecimientos de la ciudad, como las tiendas especializadas en electrónica, que también tienen mucho tirón en esta fecha señalada, como por ejemplo MediaMark, que recibió a bastantes clientes durante todo el día.

Todo ello contribuyó, junto con la soleada jornada, a que los santiagueses se animasen a hacer algunas compras, a pesar del COVID. Así, desde el centro comercial As Cancelas indican “que se notó más movimiento” a lo largo del día, pero “siempre dentro de los límites marcados por las autoridades” y confían en que “a lo largo del fin de semana se mantenga esta tendencia al alza, al coincidir el Viernes Negro y la campaña de aniversario del centro”, que ofrece premios a los clientes.

Además, As Cancelas abrirá mañana también para que la gente tenga más días para hacer sus compras y evitar las aglomeraciones.

También El Corte Inglés de Santiago notó una mayor afluencia de público desde por la mañana, y se fue intensificando por la tarde, pero siempre respetando los aforos máximos. La cadena ofrecía importantes descuentos en sus distintos departamentos, siendo los más visitados los de electrónica, moda y calzado. Desde la gran superficie calificaron “de muy positiva la respuesta del público, dentro del contexto en el que estamos”. El Corte Inglés también abrirá sus puertas mañana.

Asimismo, Área Central vivió una jornada animada, con algunas tiendas concretas con más tirón debido a sus suculentos descuentos.

Aún así, tanto el comercio del centro, como las grandes superficies echaron de menos a los clientes del área de influencia de la capital gallega, que debido al cierre perimetral se quedaron sin disfrutar de las ofertas del Black Friday en Santiago. Hay que tener en cuenta que cerca de 400.000 personas de lugares como Silleda, Lalín, Vedra, Ribeira o A Pobra suelen realizar sus compras.

Por otro lado, hubo gente que optó por la modalidad online, para evitar el contacto con otras personas. En muchos casos, el Black Friday se adelantó varios días en Internet, lo que hizo que algunos prefiriesen comprar a través de la Red.

Fuente: El Correo Gallego