Debido a las medidas de contención que implican el cierre de tiendas en Francia con motivo de la segunda ola, el Gobierno francés ha propuesto medidas para acelerar la digitalización de las pequeñas empresas.

Francia apuesta por la digitalización. Tras las nuevas medidas impuestas por el avance de la segunda ola de Covid-19, el Gobierno francés ha propuesto una serie de medidas para acelerar la digitalización de las micro empresas, de las cuales sólo una tercera parte tiene página web.  

Para ello, los ayuntamientos pueden recibir ayudas de 20.000 euros destinados a la creación de plataformas locales de comercio electrónico. A estas se les puede sumar una subvención de 40.000 euros durante dos años para desplegar ofertas formativas.

Ciudades como Angers, Evreux, Niza o Châlons-en-Champagne ya han creado este tipo de portales. A partir de enero, los comerciantes tendrán derecho a un cheque digital de un importe máximo de 500 euros por la creación de una plataforma online, adquisición de software o un servicio de soporte.

Con esta nueva medida, el gobierno francés estima que esta ayuda podría beneficiar a 120.000 empresas y que pueda tener un coste total de alrededor de 60 millones de euros.

Fuente: modaes.es