Menos aglomeraciones en las tiendas y más compras por Internet a causa de la pandemia

«Voy a comprar cuatro cosas para mis hijas y mis nietas, porque las Navidades las tendré que pasar en casa», confesaba Manuela Mato mientras esperaba en la cola para entrar al Zara de Cuatro Caminos. Como ella, muchos otros coruñeses estaban aguardando, como cada año ya el Black Friday para adelantar los regalos de estas fiestas.

No obstante, la crisis sanitaria de covid-19 ha hecho que esta campaña sea una de las más inciertas para los comerciantes en cuanto a ventas. «Sí que notamos un bajón de personas en las tiendas. Creo que se compra mucho más por Internet que otros años», afirma Laura Casado, que añade que con los aforos reducidos que se les exigen ahora «también es mucho menos agobiante que en otras ocasiones». Se compra mucho más cómoda».

Desde Coruña The Style Outlets dice que «los consumidores en estos momentos priorizan?la?seguridad y la racionalidad?en las compras, con visitas mucho más productivas». Por eso añaden que «los clientes planifican mucho su visita, consultan más sobre ofertas, promociones, horarios de aperturas, etcétera.?Y en todos los?canales digitales?y telefónicos. Van más directos a por lo que les interesa y pasan menos tiempo en el centro, pero su intención de compra es más alta cuando nos visitan».

Pese a todo, hay personas que, con coronavirus o sin él, prefieren acudir de forma presencial para «ver de primera mano cómo es el producto». Así lo defiende Patricia González, que le gusta ir a la tienda porque «así sé que llevo la talla correcta», dice. «Esta semana miré y compré vía online lo que más quería, pero hoy me gusta venir igual para ojear y comprobar con más calma qué descuentos hay», explica Victoria Guillén.

Entre los sectores que reinan en estas compras prenavideñas hay uno que vuelve a despuntar sobre el resto: la moda. Un dato bastante curioso, por el hecho de que no se trata de los productos que reportan un mayor ahorro por los descuentos. «Noto que hay menos que en años anteriores», sostiene Marisa García. En la misma línea argumenta Manuela Mato: «Nos queremos volver americanos, pero no… En las grandes firmas es la misma oferta que en campañas anteriores, y veo que han quitado artículos que el jueves estaban a la venta y ahora ya no».https://ad598dfc4d2f0ead6c9f21cc09805f8a.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Los regalos de Navidad son otra de las misiones de los coruñeses en el Black Friday. «Estoy mirando para mis hijos. Sobre todo ropa, complementos y colonias», indica Mercedes Domínguez. Una de las razones por las que muchos adelantan la compra de obsequios navideños es la ampliación de los plazos de devolución, que en muchos casos se alargan hasta mediados de enero. Aquí también entran en juego los aparatos electrónicos y los juguetes. «Vamos a comprar juguetes y libros. He visto que en algunos comercios tienen saldos del 30 % en los juegos», resaltaban Aida y María Jesús. Estas dos hermanas confesaban que no habían mirado nada en toda la semana y que veían «menos gente de la habitual por estas fechas».

Ana López, gerente de Marineda City, avanza que «es muy difícil predecir cómo será el comportamiento de los clientes este año, aunque nuestras expectativas son positivas y creemos que se incrementarán las ventas».

Peluquerías, ópticas y productos de jardinería se suman a la campaña

Lejos quedan ya aquellas rebajas en las que solo había moda y tecnología. En muchos sectores del pequeño comercio coruñés se pueden encontrar en este Black Friday descuentos en casi todos los productos y servicios. Desde peluquerías, hasta ópticas, pasando por productos de jardinería y otros, deciden sumarse a la campaña. Es el caso de Jardiland, en Oleiros. Aquí ofertan hasta hoy rebajas del 20 % en artículos de Navidad y un 40 % en el segundo saco de comida para perros y gatos. En Juan Flórez, la óptica Adrián Salgado rebaja un 40 % en todas las firmas de gafas, mientras que en la avenida de Oza el centro auditivo Eurosone tenía ayer un 50 % de descuento en todos los audífonos. También concesionarios, como el de Nissan, del Grupo Dimolk, o tiendas de sofás, como Famaliving, han bajado sus precios a lo largo de esta semana. En el primer caso se podían encontrar ahorros de entre 5.000 y 7.000 euros. En el segundo el comprador se beneficiaba de un 15 % en todos los productos de la tienda. En este sentido, todos llegan a la conclusión de que las rebajas americanas han venido para quedarse en los diferentes sectores.

Fuente: La Voz de Galicia

Etiquetas: