Más de 250 comercios de los distintos distritos se adhieren a la iniciativa para salvar las ventas

La iniciativa Black Week Santa Cruz de apoyo al mediano y pequeño comercio, que se celebra en los cinco distritos, se integrará en el programa de Navidad de la ciudad con el objetivo de dinamizar las principales zonas comerciales del municipio, muy castigadas por la incidencia del coronavirus no ya solo en la capital, sino en toda la Isla, ya que han mermado la actividad y, con ella, sus ventas.

En este caso, el Black Friday, que se tendría que celebrar el próximo día 27, pasa a ser más ambicioso y se desarrollará entre los días 23 y 30, una semana que permitirá a los vecinos poder hacer frente a sus compras de manera anticipada y de forma holgada y segura que en las tradicionales fechas navideñas. Tanto es así, según adelantó la Sociedad de Desarrollo, que al día de ayer más de 250 comercios se han adherido al Black Week Santa Cruz, esperando que hasta el próximo miércoles, día 25, se sumen muchas más, a través de una web, con una gran oferta de rebajas o muy buenos precios.

Los comercios podrán inscribirse y promocionarse como integrantes y colaboradores de la semana de ventas a través de la web www.blackweeksantacruz, soporte que permitirá a los protagonistas exhibir sus ofertas y novedades de cara a las fiestas, en una clara apuesta para incrementar sus ventas y poder salvar un año 2020 aciago para ellos para todos los ciudadanos en general.

En un acto celebrado en el salón de Plenos del Ayuntamiento capitalino, con motivo de las nuevas medidas anti-Covid que se tienen que desarrollar, el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, presentó los detalles de la que será la cuarta edición del Black Week Santa Cruz, “una iniciativa que nace siendo conscientes de las dificultades por las que está atravesando el tejido comercial del municipio”, por lo que se ha decidido ampliar la campaña “más allá de un día o un fin de semana, tal y como venía sucediendo, hasta una semana como ahora”.

Con este plan, y con la puesta en activo de la web impulsada por la Sociedad de Desarrollo, el objetivo se centra en “aunar y ampliar la oferta de descuentos y promociones de los comercios de la Ciudad”, para el cual se han sumado la nada despreciable cifra de 250 comercios distribuidos por los cinco distritos, explicó el regidor, para añadir más tarde que los comercios del municipio tienen una estimación de pérdidas de entre un 20 y un 30% en ventas.

Por su parte, el representante del Consejo de Administración de la Sociedad de Desarrollo, Alfonso Cabello, aseguró que la Black Week Santa Cruz “se convierte en el pistoletazo de salida de la campaña de Navidad para provocar sinergias que ayuden a mantener las ventas en el pequeño y mediano comercio y la restauración, sectores muy castigados por la propagación del coronavirus.

En este sentido, Alfonso pone en valor las ayudas que se están desarrollando en ámbito comercial y recordó que “el sector pende un hilo”, ya que “según un reciente estudio de Deloitte, el sector de complementos y regalos factura entre noviembre y enero entre el 50 y el 60% de todas las ventas anuales, por lo que se trata de la campaña más importante del año”.

El edil añadió que “la Capital cuenta con la mayor concentración de comercios de Canarias” y en esta temporada “existen nubes negras” sobre ellos.

Por último, a concejala de Promoción Económica Evelyn Alonso, afirmó que “sabemos que son fechas complicadas para el comercio” y remarcó que con la Black Week Santa Cruz “se pretende visibilizar los descuentos y ofertas que, entre el 23 y el 30 de noviembre, haga el comercio, aunándolas en la web de la campaña y donde el tejido comercial podrá personalizar sus promociones de manera práctica y sencilla”.

Destacó que para salvar la campaña se pretende “que no se produzca un coste adicional para el comercio“ y que sea una ventaja que el comercio apueste por incluirse en la iniciativa porque tiene unas ventajas, “ya que ellos se hacen responsables del aforo en el propio comercio, mientras que a la vez los amparamos en un paraguas comercial para que la gente vaya en una semana, de 23 al 30, de lunes a lunes, a hacer sus compras de una forma ordenada y segura”, explicó la concejal, entre otras cuestiones.

Un sector con pérdidas notables

El sector comercial en Santa Cruz ha registrado unas pérdidas de entre un 20 y un 30% de sus ventas con respecto al año pasado motivadas por los cambios que se han producido a nivel social con motivo de la pandemia. Así lo adelantó el alcalde capitalino, José Manuel Bermúdez, con respecto a las expectativas negativas que se han generado en el sector. “Esas expectativas hay que frenarlas y ver si somos capaces de que la campaña de Navidad sea buena para los comercios. El representante de la Sociedad de Desarrollo, Alfonso Cabello, desveló que el sector comercial capitalino genera 21.904 empleos (28%), lo que representa el 14% del total de empleos en Canarias en esta misma actividad, “ya que Santa Cruz tiene la mayor concentración de comercios en Canarias, y por ello es vital la campaña y la Black Week».

Fuente: eldia.es