Las Áreas de Promoción Económica Urbana (Apeu) se basan en un modelo de gestión público-privado de las áreas de concentración de actividad empresarial, tanto comercial como turística, industrial o de servicios.

Luz verde a la ley de los Business Improvement Districts (BIDs) en Cataluña. El Parlamento catalán ha aprobado la Llei de les Àrees de Promoció Econòmica i Urbana (Apeus), el nombre que se la ha dado a las áreas de concentración de actividad empresarial, tanto comercial como turística, industrial o de servicios.

A partir de ahora, los Apeus podrán ser gestionados con un modelo público-privado, de manera que pueden centralizar servicios como el de mantenimiento o las acciones comerciales. Además, facilita la gestión del mix comercial de cada zona.

El texto de la normativa apunta que los Apeus “beneficiarán los espacios públicos y los intereses generales de la ciudad”, por lo que “a pesar de ser gestionadas por entidades de base privada, se conducirán bajo tutela pública” de cada municipio. Además, destaca que “este interés público lo que justifica que, una vez acordada y aprobada por todos los agentes la creación del Apeu, se establezca un régimen de adscripción obligatoria y una financiación basada en contribuciones de naturaleza obligatoria”.

Los Apeu serán de adscripción obligatoria, así como su financiación

De todos modos, el texto explicita que “en ningún caso las funciones de la entidad gestora del Apeu podrán sustituir o reducir los servicios municipales”. Además, “no podrán ejercer potestades públicas que impliquen el ejercicio de autoridad”.

Entre las funciones de estas zonas se encuentran el impulso de la activación urbana, turística, comercial o industrial; la organización de eventos, actividades de dinamización y publicidad y espectáculos, o la captación de inversiones para mejora el mix comercial y reducir el número de locales vacíos. Estas unidades también deberán responsabilizarse de la limpieza, la señalización, la decoración y la iluminación, o el refuerzo de la seguridad en los espacios públicos.

Podrán impulsar la creación de una Apeu los titulares de los derechos de posesión de al menos el 25% de los locales con acceso directo a la vía pública que representen como mínimo el 25% de la superficie construida de los locales que se incluirán en el BID; cualquier asociación empresarial que haya desarrollado su actividad en la zona durante un mínimo de cinco años ininterrumpidos, o los propios ayuntamientos.

Los Apeu podrán recibir ayudas públicas en relación con la recaptación fiscal de la zona. En este sentido, si el presupuesto es inferior al 80% de la suma del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), podrán recibir una subvención que podrá ser superior al 5% del esfuerzo fiscal. Si el presupuesto es superior al 120% de la recaptación, la subvención será como mínimo del 20% del esfuerzo fiscal.

Fuente: Eje Prime