La crisis eleva a 7.000 los locales que cuelgan el cartel de “se alquila” en la geografía gallega//La capital herculina es la que concentra el mayor número de abandonos, con cerca del 25 % del total

Al pasear por las calles más comerciales de los grandes concellos gallegos llama la atención el alto número de locales en los que cuelga el cartel de “se alquila”. El panorama es un tanto desolador y la causa principal de este nuevo paisaje urbano no es otra que la crisis sanitaria, con sus restricciones en la actividad del comercio, una situación que este año puede ir a peor.

De acuerdo con un reciente estudio elaborado por la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein), en la actualidad hay registrados unos 7.000 bajos comerciales vacíos para alquilar en Galicia, la mayoría, cerca de 5.600, están localizados en las siete grandes ciudades. Según el anterior recuento de esta patronal inmobiliria entre sus asociados, que data de agosto de 2019, la cifra de locales disponibles en las grandes urbes no llegaba a los 4.000, eran exactamente 3.975.https://bcc003474547e57ccd2b00130adf031e.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Así, en poco más de 15 meses, han quedado libres de inquilinos 1.625 bajos en los concellos gallegos de mayor población. El dato evidencia la destrucción de tejido comercial registrado en el último año. Esta oleada de cierres tiene como principal causante a la pandemia, una situación que todavía dejará en la cuneta, a lo largo de este año, a muchos otros pequeños comerciantes, asfixiados por las continuas restricciones y cierres obligados por causa de la alarma sanitaria.

Charo Pérez Atanes, responsable de la Inmobiliaria Atanes de A Coruña, pese a reconocer que los locales comerciales no son su fuerte en la cartera inmobiliaria que ofrece, considera que esa tendencia de cierres todavía “seguirá al alza en los próximos meses”.

Atanes atribuye los cierres a la pandemia, pero también destaca el factor de la venta online a través de internet. “Está haciendo mucho daño al pequeño comercio”, afirma. Añade que el sistema de teletrabajo desde casa es otro elemento que ayuda “al cierre de locales, pequeñas oficinas sobre todo, que se ahorran el gasto que supone mantener un local fijo”, subraya.

Reflexiona Pérez Atanes que a este paso “nos vamos a convertir en ciudades fantasma, sin apenas pequeño comercio y sin gente por las calles, es como la pescadilla que se muerde la cola”. Cree que este sector “va a tener que reinventarse, especializarse y buscar algo que llame la atención del cliente, de lo contrario, la venta online se lo comerá”, asevera.

ALQUILERES A LA BAJA. El aumento de la oferta de bajos comerciales, siguiendo las leyes de mercado, ha propiciado un ajuste de los precios a la baja. Donde más patente se hizo esa rebaja en los alquileres fue en la capital coruñesa, con una bajada del 20 % con respecto a agosto de 2019. Pese as ello se mantiene como la ciudad más cara de la comunidad, con 8,75 euros el metro cuadrado, a la hora de alquilar un bajo para montar un negocio. La lista de locales sin alquilar asciende en esta capital a 1.400, frente a los 1.000 que registro en el verano de 2019, según el estudio de la citada federación inmobiliaria.https://bcc003474547e57ccd2b00130adf031e.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Ferrol se mantiene como la más barata, con un coste del metro cuadrado a 4,20 euros y 300 locales sin ocupar. Con igual numero de bajos, le sigue Lugo, en los precios más bajos, con 5,80 euros por metro cuadrado.

Vigo es la única urbe en la que, según los datos de Fegein, no se ha registrado descenso en los alquileres de bajos comerciales. Aquí han subido de los 7 euros por metro cuadrado de agosto de 2019 a 8,20 euros a finales del pasado año. Y eso que la ciudad olívica suma 1.550 bajos desocupados frente a los 1.100 de agosto del pasado 2019.

Fuente: elcorreogallego