“La salud es lo primero pero sin un paquete económico importante, los comerciantes murieron de hambre”. Así de contundente se muestra el Presidente de Pimeco, Toni Fuster después de escuchar las palabras de la Presidenta del Gobierno, Francina Armengol, ayer en el Parlamento de las Islas Baleares.



La patronal del Pequeño y medio Comercio de Mallorca, Pimeco, pide que Francina Armengol reclame a Madrid de forma URGENTE todas las medidas sanitarias y económicas necesarias para salvar el sector del pequeño comercio.

Desde Pimeco se calcula que se necesita un mínimo de 100 millones de euros para paliar el desastre económico que sufre el sector. Pimeco pide ayudas directas de un mínimo de 30.000 euros por tienda y parque infantil.



Desde el inicio de la crisis sanitaria, desde Pimeco se ha pedido, por activa y por pasiva, ayudas directas para todos los afectados; se ha denunciado el cierre de cerca de un centenar de pequeños comercios desde el inicio de la crisis, y explicado infinidad a veces que tener las puertas abiertas NO significa que haya ingresos. “Las cajas son muy magras y la situación para muchas familias es delicadísima” afirma Fuster.
 

Pimeco partiparà mañana, jueves 28 de febrero, a la reunión de la mesa de comercio. En esta mesa Pimeco volverá a poner encima la mesa: más ayudas directas para los pequeños comerciantes, la condonación de los impuestos y tasas, el diseño de políticas de movilidad que nos beneficien y «que se deje de hacer política y se atiendan las primeras necesidades de los comerciantes».



“NO puede ser que, en la grave crisis que vivimos, por política se insista en destinar 3 miliones de euros a hacer “peatonal” la calle Nuredduna. En estos momentos, hay cosas más importantes” dice Fuster.


Pimeco urge en el Gobierno a que se ponga a hacer trabajo de lo lindo para acelerar el proceso de vacunación de la población de las Islas para poder tener temporada turística. “Mallorca no se puede permitir un año más sin turismo. Si perdemos otra temporada, nos moriremos todos de hambre” alerta el Presidente de la patronal, Toni Fuster.

Fuente: economiademallorca