En España, Dia ha sido una de las cadenas que más han apostado por estas ‘tiendas oscuras’, pero también hallamos buenos ejemplos en El Corte Inglés o Mercadona.

Las dark stores, almacenes para la preparación y envío de pedidos por Internet, están cada vez más de moda en el retail alimentario y en la hostelería, sobre todo a consecuencia de la pandemia, y ofrecen numerosas oportunidades a los minoristas. De hecho, se están convirtiendo en una solución eficaz para dar el salto al canal online.

Y es que el comercio electrónico de alimentación se ha disparado a raíz de la Covid-19, llegando incluso a desbordar a las principales cadenas de supermercados en las primeras semanas de la crisis sanitaria. Según datos de Nielsen, a principios de abril de 2020, la cuota de mercado de productos de gran consumo y frescos comprados online se acercaba al 10%. Y durante la pandemia, el ecommerce alimentario creció el 20%.

En España, por ejemplo, la cadena Dia ha sido una de las más activas a este respecto. Recientemente, Diego Sebastián de Erice, director de ecommerce de la compañía, reconocía las ventajas de estas ‘tiendas oscuras’ (según su traducción del inglés): «Para poder gestionar sin incidencias y con la mayor agilidad el número de pedidos se establecieron cambios en el modelo logístico, favoreciendo el modelo mixto de distribución desde ‘mini dark stores’, agilizando al máximo la distribución de la última milla y dotando a la operación de la mayor flexibilidad y eficiencia», explicaba.

En este sentido, Dia ha sido también ejemplo del nuevo ecosistema de canales físicos–digitales. «Hemos volcado la tecnología hacia la optimización operativa y logística para dar respuesta a la creciente demanda. Para nosotros son esenciales los sistemas en la nube y la gestión de procesos que esto permite para brindar un nivel importante de personalización y lograr, por ejemplo, evitar colas virtuales durante los picos de demanda», señalaba el directivo de la enseña.

En concreto, Dia ha puesto en marcha de 14 dark stores (3 de ellas en la provincia de Barcelona,) 12 de las cuales siguen funcionando con capacidad para satisfacer unos 400 pedidos diarios. En menor cuantía, otras cadenas como Bompreu, Eroski y Consum, entre otras, tiraron de esta iniciativa para responder al incremento de demanda, informa el diario La Vanguardia.

EL CORTE INGLÉS Y MERCADONA

El Corte Inglés también optó por cerrar su tienda Bricor en Alcalá de Henares (Madrid) para transformarla en una dark store con capacidad para atender 1.000 pedidos diarios.

Trabajador de Mercadona en la 'colmena' de Getafe (Madrid)
Trabajador de Mercadona en la ‘colmena’ de Getafe (Madrid) / Mercadona

Avanzar en el entorno online es también lo que llevó a Mercadona a poner en marcha en 2018 su ‘colmena’ en Valencia, tras invertir inicialmente 12 millones de euros. La experiencia se implantó un año después en Barcelona, y en plena pandemia la enseña que preside Juan Roig destinó 12 millones de euros en su nueva ‘colmena’ de Getafe (Madrid), un almacén y centro logístico destinado exclusivamente a este servicio.

BENEFICIOS DE LAS DARK STORES

Ahora bien, además de ofrecer una solución online a los supermercados tradicionales, ¿qué otros beneficios reales tienen las dark stores?

Según recoge el portal Altertecnia, estos son algunos de ellos:

1.- Dar el salto online con una logística asegurada.

2.- Permite mantener empleos.

3.- Aumenta la preparación de pedidos, lo que repercute en más ventas.

4.- Trabaja todos los días del año.

5.- Es tres veces más eficiente que un súper tradicional.

6.- Implica vender más sin abrir más tiendas.

7.- Da uso a los bienes inmuebles.

8.- Si la entrega es a domicilio, reduce las distancias de transporte –ya que es un centro de proximidad-, y por ende el impacto ambiental.

9.- Permite dar un servicio diferenciador y competitivo.

10.- El cliente ahorra tiempos con este sistema.

11.- Logística y distribución centralizada, y menos costosa.

Asimismo, una vez implementado este sistema es importante mantener una buena logística para lograr fidelizar a los clientes. Y para con seguirlo el citado medio apunta a la conveniencia de contar con una distribución eficiente de los productos; una ruta de picking optimizada; una buena formación de los empleados; un sistema de compras y reposición optimizado; e implementar sistemas de automatización.

Fuente: Food Retail