El éxodo de grandes firmas a centros comerciales y la pandemia hacen necesario un cambio radical de los sistemas de venta ante los nuevos hábitos de consumo

El sector del comercio de los cascos históricos de las principales ciudades de la Bahía de Cádiz se enfrentan actualmente a la triste realidad de cierre constante de negocios y de fuga de grandes firmas a centros comerciales, dejando estos espacios sin vida.

Conscientes de los cambios en los hábitos de consumo y de que la pandemia ha venido a marcar un antes y un después en la manera de comprar, los comerciantes reconocen que es el momento de reaccionar y de trabajar en otra dirección para conseguir revitalizar la economía en el corazón de las ciudades.

El comercio tradicional, con unas características muy distintas a las de las franquicias tanto por sus productos como por la atención personalizada

Leer noticia completa: lavozdigital