El precio medio de la cesta de la compra creció un 2%

Los españoles nos gastamos el año pasado un total 95.000 millones de euros en alimentación, bebidas y productos de higiene en supermercados e hipermerados. Es un 6,4% más y casi el doble de lo que suele crecer este sector (el de gran consumo) en un año normal, sin pandemia.

De esta cifra, 3.100 millones fueron gasto extra derivado de la pandemia, es decir, compras en super que no habríamos hecho de no haber estado confinados y haber podido consumir más en la calle, según datos de la consultora Nielsen a cierre de 2020.

Parte de este aumento del gasto (el 70%) es porque, al estar más en casa, hemos comprado más productos en estas tiendas (creció el volumen). Pero una parte importante de este aumento vino también por el encarecimiento de la cesta media, que fue del 2%. Muchos productos han aumentado su precio pero también hemos comprado otros de más valor.

En 2020 pasamos mucho más tiempo en casa, por el confinamiento, y esto, unido al teletrabajo y a las restricciones en la hostelería, han hecho que visitemos más el súper y hayamos trasladado parte de ese consumo que antes hacíamos fuera (el comedor del colegio, las comidas en la oficina, las cenas en restaurantes…) al hogar.

PRECIOS

«El teletrabajo lo cambia todo, dónde compramos, dónde consumimos… Hay parte de ese consumo fuera que se recuperará cuando acaben las restricciones, pero otra parte no se recuperará, por el teletrabajo», señala Patricia Daimiel, directora en España de Nielsen.Más en El MundoGina Carano, despedida de The Mandalorian tras sus polémicos mensajes en redes socialesCómo la pederastia dejó de ser ‘chic’ y tolerable en la cultura

De la cesta de la compra de los españoles en 2020, el 68% fueron productos envasados (con un crecimiento de más del 6%) y el 32% fueron productos frescos (con un aumento del 6,5%). Estos aumentos se explican, en el caso de los envasados, porque se compraron más cantidades, pero en el de los frescos, se debe a un encarecimiento importante, que, en el caso de las frutas, llegó a ser del 13%.

El aumento del consumo en supermercados difiere mucho en función de las zonas. Por ejemplo, en las áreas turísticas llegó a caer un 7% este gasto, debido al desplome en la llegada de extranjeros. En Madrid disminuyó un 1% y en Barcelona creció un 2%. En los municipios de menos de 10.000 habitantes estas compras de alimentación y bebidas en supermercados se dispararon un 22%.

Fuente: El Mundo