La experta, que lidera el sector textil en Kantar, ha repasado cómo la pandemia ha cambiado el comportamiento del consumidor y cómo será cuando vuelva a comprar moda.

Más prudente, más temeroso y más ahorrador. Este es el consumidor que deja la pandemia, según Rosa Pilar López, que lidera el sector textil en la compañía de datos e insights Kantar. Con todo, alerta: “la nueva normalidad no existe: no es nueva, no es normal y aún no ha llegado”.

“Tenemos menos presupuesto, parte lo dedicamos a ahorrar y tenemos que seguir comiendo”, ha resumido López. En 2020, la alimentación se ha disparado un 13,4%, mientras la moda se ha hundido un 25,2%.

Además, ha subrayado la experta, “para comprar tenemos que sentirnos seguros”, por lo que la recuperación del sector continuará estando supeditada a la evolución del contexto sanitario.

Con todo, no todas las previsiones son negativas: “el miedo se nos pasa muy pronto y en el momento que se empiezan a abrir las tiendas se recuperan los compradores y la afluencia, aunque no el gasto”.

“El consumidor volverá a salir, pero el sector tiene que volver a emocionar”

“Durante este tiempo han cambiado nuestros hábitos y prioridades como consumidores, y el sector ha cambiado con nosotros”, ha resumido la experta. “Antes del verano nos dijeron que habíamos superado el pico de la curva, pero la verdad es que el mundo volvió al pesimismo a partir de agosto”, ha señalado López.

La crisis está impactando ya en los ingresos del 73% de los encuestados por la consultora, lo que hace que la mayoría contemplen una mayor planificación de los gastos.

“Con el aspecto económico aparece también el aspecto social, con una mayor necesidad de autoprotección que altera las relaciones”, ha explicado López. Otras nuevas características del consumidor son el aumento del localismo, la solidaridad y el proteccionismo.

El 70% de la población mundial nos decía que quería apoyar el comercio local, y en el textil adquiere cada vez más importancia el made in”, ha reflexionado la consultora.

Kantar también preguntó a sus panelistas qué comportamientos habían empezado a cambiar. Los más nombrados fueron pasar más tiempo en casa, una mayor higiene y la compra online.

“Más de la mitad de los españoles se dedicó a ordenar sus armarios y se dio cuenta que había mucha ropa que no utilizaban”

Otra consecuencia con una relevancia significativa para la moda ha sido que la pandemia ha enfrentado a la consumidores a sus armarios. “Durante el confinamiento, más de la mitad de los españoles se dedicó a ordenar sus armarios y se dio cuenta que había mucha ropa que no utilizaban”, ha señalado López. En consecuencia, el 49% de los encuestados españoles en septiembre creían que no necesitaban comprar ropa.

La forma de consumir va a seguir cambiando también este año, según el 63% de los panelistas . “Un 42% explican que incluso pausarán la compra de bienes más duraderos o servicios, porque el 35% tiene intención de ahorrar”, resume López.

“En consecuencia –alerta-; vuelve a repuntar la búsqueda de precio y promoción”. El peso de la venta con descuento en Europa aumentó en 2,5 puntos el año pasado, con alzas mayores a la media en Portugal, España e Italia.

López ha alertado de que el precio volverá a cobrar importancia en el sector de la moda

Además, ha crecido a pasos agigantados el comercio electrónico, aunque López ha subrayado que “no crea mercado, sino que canibaliza, por lo que no ha sido suficiente para compensar el cierre de tiendas”.

De hecho, el 22% de los panelistas compran online para evitar riesgos de salud, lo que hace pensar que ese consumidor regresará a las tiendas físicas cuando mejore la situación epidemiológica.

Preguntada por Enrique Porta, de Kpmg, miembro del comité de expertos de la jornada, López ha terminado con una recomendación: “el consumidor volverá a salir, pero el sector tiene que volver a emocionar”.

Por su parte, Gonzalo Brujó, de Interbrand, le ha pedido también un consejo para la integración omnicanal. “Tengamos cuidado, porque quizás el peso del online no aumente tanto como pensamos, y muchos clientes buscan en la Red, pero terminan comprando offline”, ha alertado López.

Barcelona Fashion Summit celebra este año su novena edición en formato phygital, retransmitiendo a todo el mundo desde el edificio Dhub de Barcelona. Durante los cuatro días de jornada, el evento pondrá el foco en los Drivers para la recuperación del negocio de la moda tras la pandemia. El evento cuenta con el patrocinio de Adyen, Clearpay, Klarna, Openbravo, Pinterest y Sequra y el apoyo de 080 Barcelona Fashion, Inditex, Inexmoda  y Zalando. 

Fuente: Modaes.es