El Plan Especial de Protección del Casco Histórico implica a estudiantes que aportan ideas y se impactan por los destrozos sufridos

El Plan Especial de Protección del Casco Histórico se ha confeccionado con la intención de convertirse en un instrumento para conservar y dinamizar el centro de la ciudad, fortaleciendo el comercio y la restauración local, al tiempo que se protege el patrimonio cultural y arquitectónico. Por ello, desde el Ayuntamiento se prosigue colaborando con los diferentes segmentos de la población para potenciar la participación pública en su elaboración y puesta en marcha.

Dentro de las acciones desarrolladas, conscientes de que los jóvenes son los futuros guardianes del patrimonio, y los principales responsables y protagonistas en este plan de acción, el Consistorio ha querido aprovechar como recurso el itinerario formativo, especializado en Patrimonio, que acoge el Instituto Nuestra Señora de la Cabeza, y convertir a su alumnado en los encuestadores sociales que saquen a la luz aquellos elementos que contaminan visualmente las zonas del casco histórico.

De manera simultánea, de mano de la historiadora Montserrat Díaz, y bajo la supervisión de la coordinadora del programa, Lola Extremera, el alumnado descubrió esta semana, a través de juegos y talleres, que elementos forman parte de este conjunto histórico y la relevancia que adquieren dentro del desarrollo social.

El alumnado 1º y 3º de la ESO, participaron en una gymkana sobre el patrimonio y realizaron un recorrido por la arquitectura contemporánea, actividad en la que colaboró la Asociación de Arquitectos de Andújar.

Diseños

Otra de las aportaciones del joven alumnado consistió en la incorporación de unos logos que diseñaron ellos mismos, y que desde el Ayuntamiento y el equipo redactor han seleccionado para ilustrar el documento final.

Los jóvenes se han sumado, por tanto, al objetivo general marcado en el municipio de mejorar la calidad de vida de los residentes y su compatibilización con el mantenimiento de los valores patrimoniales identificados, a fin de que sean transmitidos a las generaciones venideras, mediante un modelo de planificación que comprende tanto herramientas regulatorias (normativa urbanística y catálogo), como medidas de incentivo (actuaciones programadas y ayudas).

El alumnado de Bachillerato de este instituto hizo un recorrido por la arquitectura contemporánea de la ciudad. Los jóvenes quedaron impresionados de la riqueza patrimonial de la que dispone Andújar y agradecieron el desarrollo de esta iniciativa. porque según su relato, reconocieron que no eran conscientes de la historia y el legado patrimonial de Andújar.

Sus conclusiones se incluirán en la configuración del Plan Especial de Protección del Casco Histórico. Los jóvenes se han comprometido al mantenimiento de patrimonio de la ciudad, porque han sido testigos de como ha sufrido varios atropellos descabezados. Han conocido el proceso de desaparición de la antigua judería y del castillo de la Plaza de Castillo.

Valoración del instituto

El Instituto Nuestra Señora de la Cabeza hace una valoración positiva de esta actividad. Entiende que el hecho de que los jóvenes conozcan el patrimonio, representa el paso previo a sentirlo como propio. Agradece el apoyo a esta iniciativa a María Ángeles Expósito, al Área de Urbanismo y Patrimonio del Ayuntamiento, al arquitecto municipal, Ramón Cano, a las guías Isabel Pelado y Montse Díaz y al profesorado.