Cádiz Centro Comercial Abierto, desde la Oficina de Desarrollo Económico, llega a un acuerdo con la inmobiliaria Innysse para atraer nuevos inversores al casco histórico

No va a ser fácil reconstruir el paisaje comercial del centro de la ciudad, despoblado después de la marcha de varias firmas de Inditex, que ha arrastrado a otras franquicias, y del cierre de muchos negocios a causa esa crisis económica que la epidemia del coronavirus ha acentuado. Zonas como la calle Columela y la plaza de El Palillero han sufrido en poco tiempo una sangría comercial nunca antes vista, cuando hasta no hace mucho acogían la flor y nata del comercio del casco antiguo. Mas poco a poco van surgiendo nombres de firmas que ya han anunciado que ocuparán algunos de los numerosos locales cerrados. La recuperación económica de la ciudad pasa, entre otros asuntos, por la apertura de nuevos establecimientos.

Y peleando por devolver al casco antiguo sus mejores tiempos se encuentra el colectivo Cádiz Centro Comercial Abierto (CCCA), que ha impulsado una serie de operaciones con vistas a revitalizar la actividad comercial y captar nuevas inversiones. Su gerente, Beatriz Gandullo, asegura que una veintena de empresas se han interesado por instalarse en el centro a través de la recién creada Oficina de Desarrollo Económico, en colaboración con la Delegación Municipal de Comercio, con la que CCAA mantiene reuniones semanales. Entre estas veinte firmas dice Gandullo que “hay de todo, desde grandes marcas a personas que quieren abrir negocios más modestos como una frutería”. Todo suma y en el mapa comercial del centro deben convivir comercios de todo tipo.

CCAA ASEGURA QUE MUCHOS PROPIETARIOS HAN PUESTO SUS LOCALES VACÍOS A DISPOSICIÓN DEL PROYECTO

Las acciones para la captación de nuevas empresas o emprendedores se reforzarán con el convenio firmado entre CCCA y la inmobiliaria gaditana Innysse, por el que se comprometen a realizar, en colaboración, las gestiones necesarias para atraer nuevos inversores o inversiones. El acuerdo se engloba dentro de la citada Oficina de Desarrollo Económico con el objetivo de atraer proyectos de calidad capaces de reactivar la economía y crear empleo. Innysse participará desarrollando sus servicios de gestión, intermediación y asesoramiento en la transmisión de inmuebles.

“Vamos todos a una”, señala Gandullo. Aunque falta por incorporar a quienes deben ser imprescindibles en esta recuperación del comercio en el centro: los propietarios de los locales vacíos. La gerente de Cádiz Centro Club de Calidad destaca que “un buen número de ellos se ha puesto en contacto con nosotros poniendo los locales a disposición de este proyecto. Muchos eran desconocidos para nosotros”.

La actitud colaborativa de estos propietarios contrasta con la de otros que no dan su brazo a torcer y mantienen, pese a la nefasta situación económica, precios prohibitivos que han acabado por dar la puntilla a muchos negocios en esta pandemia o espantan a quienes se interesan por esos locales. Esta situación ha llevado al equipo de Gobierno del Ayuntamiento a trasladar al último pleno municipal una propuesta para instar al Gobierno central a reformar el actual marco regulatorio de los alquileres de locales comerciales, permitiendo las quitas del cincuenta por ciento mientras duren los efectos económicos derivados de la pandemia y sin necesidad de que el propietario sea un gran arrendador. La moción fue aprobada por unanimidad por todos los grupos políticos representados en el Consistorio.

Fuente: Diario de Cádiz