Impulsadas por moda y alimentación

Las ventas online en España alcanzarán los 45.000 millones de euros en 2021, lo que supone un incremento del 24% respecto al año anterior. De esta forma, el ritmo de crecimiento se ralentizará frente al crecimiento exponencial registrado en 2020 (+34%) por la pandemia.

Así lo revela un estudio elaborado por Astound Commerce, que destaca que el gasto medio en el comercio electrónico en España se mantendrá en una media de 900 euros por persona en 2021, impulsado principalmente por los gastos en alimentación y las compras en moda.

En general, el e-commerce en España seguirá creciendo por encima de la media de la mayoría de países (en 2020 fue el tercero, tras Malasia y Finlandia), debido a su menor madurez digital, la profusión de días promocionales como Singles DayBlack FridayCyber Monday… y la explosión del m-commerce o pagos a través del móvil.Más del 80% de los españoles comprará online en algún momento a lo largo de este año, y casi la mitad lo hará desde un teléfono móvil

En este sentido, más del 80% de los españoles comprará online en algún momento a lo largo de este año, y casi la mitad lo hará desde un teléfono móvil, superando así los temores iniciales sobre compras seguras que lastraron el canal. 

“Se habla mucho sobre el crecimiento imparable del e-commerce y el impulso provocado por el confinamiento prolongado. En los últimos meses se ha avanzado el equivalente a cinco años; sin embargo, no parece que ese ritmo sea sostenible para 2021 aunque será todavía muy significativo y permanente”, señala el vicepresidente de Astound Commerce para España y Portugal, Daniel Carnerero. 

De hecho, es posible que la frecuencia de compra este año no crezca tanto como en 2020 (+51%), ya que se producirá un efecto de normalización en las compras impulsivas, por promociones o pánico. “Esperamos una desaceleración del crecimiento una vez la actividad vuelva a cierta normalidad, algo que va a tardar más de lo que se proyectaba inicialmente”, prevé Carnerero. 

En muchos países no se plantean abrir la actividad no esencial hasta mayo, e igualmente la vacunación se extenderá hasta finales del verano o incluso del año. A ello se suma que una de las prioridades de las familias será poder disfrutar de vacaciones, lo que se llevará una parte importante del gasto disponible.

Categorías, plataformas y tendencias
Astound estima que el canal online alcance el 17,5% del comercio minorista, con el crecimiento más significativo en el sector de la moda, donde se acelerará el cambio de tienda física a e-commerce. Para 2023, la moda, en el canal digital, estará en unos 2,08 billones de euros, 75% más que en 2017. En el resto de categorías, alimentación, cuidado personal, música, mobiliario y accesorios concentran la mayor parte del gasto.

Algo que tampoco cambiará es la preferencia por los marketplaces, opción preferida de compra en casi todos los productos. Amazon, con el 15,7% del mercado en 2020, verá acentuado su liderazgo en 2021 (alrededor del 16,2%), con muchos pequeños comercios incorporándose a su ya amplia oferta. Algo similar ocurrirá con AliExpress, que llegará al 5%, desde su actual 4,4%. Ambos capitalizan ser buscadores de referencia, canales de información y portales de compra.

Dentro de los diferenciadores para 2021 estarán el consumismo verde, impulsado por las nuevas generaciones, y que se sustenta en una predisposición a pagar más por sus productos, entre un 18%-22%. De ahí, según Astound, que se potencien mucho la marca y sus aspectos de responsabilidad social.

Fuente: Profesional Retail