Radiografía del consumidor que deja la pandemia

“Vivimos una situación de consumidor en tránsito a nivel global. No volveremos a tener lo que teníamos antes y esta situación de anormalidad duradera dejará consecuencias y cambios”, ha señalado el presidente y fundador de la Asociación Española del Retail, Laureano Turienzo, durante el l webinar ‘El presente de retail: consumidor y tecnología’ organizado por GSK Consumer Healthcare.

De este modo, la percepción de un entorno de compra como un lugar seguro en términos de salud e higiene y la capacidad de los consumidores de adaptar sus procesos de consumo a entornos físicos o digitales dependiendo de sus circunstancias particulares son las dos principales características que definirán al cliente de mass market que resultará de la situación de pandemia que atraviesa el comercio mundial. 

“El principal atributo que tendrá este nuevo cliente es el de la búsqueda de la seguridad. Si un punto de compra no transmite una sensación de espacio seguro, donde la higiene sea una cuestión tratada con la seriedad y el rigor que espera, no va a contar con su aprobación y perderá clientes de manera notable”, asegura Turienzo.

Durante el webinar, Laureano desgranó otra de las características del llamado omnicliente, un cliente que está presente en todos los canales. “Nos equivocamos cuando pensamos en distintos canales para distintos clientes. No existe esa diferenciación y tenemos que empezar a pensar en un comercio unificado. No existen los canales. Existen los consumidores. Nada más”, subraya Turienzo.Turienzo: «Nos equivocamos cuando pensamos en distintos canales para distintos clientes. No existe esa diferenciación y tenemos que empezar a pensar en un comercio unificado»

De este modo, el directivo aboga por la unificación en la manera de entender a los consumidores como un único ente y donde convivan los ecosistemas de compra físicos y digitales. 

“El retorno hacia lo natural es más que una tendencia, y ya podemos afirmar que lo más disruptivo en el futuro va a ser la humanización del famoso algoritmo de compra. Hay que evolucionar desde esa manera tradición de entender nuestros negocios como una mera actividad transaccional a convertirlo en una acción relacional con nuestros clientes. Defiendo que la tecnología no puede transformar a las personas en meros datos. Quien sepa hacerlo, tendrá el futuro asegurado”, concluye Turienzo.

Fuente: Profesional Retail