Los dos primeros meses del año, son la fecha elegida para lanzar un sinfín de predicciones sobre lo que creemos que marcará la ruta de acción durante el año. Este año, a pesar de la situación, hemos asistido al mismo planteamiento en la elaboración de tendencias. Se habla de nuevx consumidor/a, de nueva normalidad, cuando todavía de nuevo tenemos poco y de normalidad, pues eso…

Hablemos de tendencias… Llevo analizando las tendencias en retail desde el año 2005. Es curioso ver como si haces una búsqueda en Google utilizando las palabras «tendencias retail» y filtras por resultado de búsqueda en años, no verás un volumen de datos significativo hasta el 2015. Parece que las tendencias en retail no cobraron importancia hasta ese momento, o al menos, no había contenido relevante al respecto. Y eso nos dice mucho de un sector, que ha permanecido inamovible durante años y en el que levantar la persiana era relativamente fácil (antes).

Las tendencias en retail no cobraron importancia hasta 2015

A partir de 2007 la cosa empieza a cambiar. Qué hecho histórico atribuimos a este año? El lanzamiento del iPhone. Y será en los siguientes 5 años cuando, de repente, asistamos a diferentes disrupciones en el mercado: aparición de las Redes Sociales, aparición de la tecnología blockchain y sistemas clouds, aparición de IARV y RA. Para hacernos una idea, en años anteriores, los grandes cambios ocurridos en el sector habían sido: el código de barras (1974), la teletienda (1985), Internet (1994) y Amazon books (1995).

Es a partir de 2015, cuando empiezan a profundizarse las teorías sobre la multicanalidad y la experiencia de compra. Para en 2016, combinar estos conocimientos con la entrada de tecnología que permitiera análisis predictivos y gestión en tiempo real. Los siguientes años son una repetición, como veréis en el informe más abajo, de diferentes bloques y adaptaciones según el contexto, pero siempre enfocados en tres pilares: El cliente, los canales y la personalización de la oferta.

2020 nos ha traído aceleración y prisa… Había deberes por hacer

Diez meses después, con el COVID aún entre nosotrxs, el año 2021 trae unas tendencias para el retail que siguen la línea de lo planteado en años anteriores. Y es que una cosa ha quedado clara en este tiempo: había deberes por hacer. Teníamos la hoja de ruta marcada desde 2015, pero pocos retailers habían adaptado sus estrategias. Y 2020, nos ha traído un cúmulo de aceleración y planes hechos con prisa para intentar trabajar eso de los clientes, los canales y la oferta personalizada.

El análisis que vais a descargar a continuación, repasa los datos económicos de un sector importante para la economía española y para el desarrollo de las ciudades, el retail. Y además analiza el impacto del COVID, para acabar con un repaso por las tendencias de estos últimos 5 años y las que nos vienen para 2021. Pero sobre todo, pone el foco en 3 ejes, que a día de hoy, no es que sean una tendencia, son una obligación para cualquier negocio que esté en el sector: La automatización de procesos para ser más ágiles, rápidxs y eficaces; la recogida y uso de datos del cliente para saber qué ofrecer y adaptar nuestras ofertas y negocios y la experiencia cliente para adaptar los modelos de negocio al contexto actual y al mercado.

La automatización de procesos, la recogida y el uso de datos del cliente y la experiencia son obligación en 2021

Puedes descargar el informe completo desde aquí.

Un post escrito por Tania Pareja del Moral, consultora estratégica en AllRetail, empresa enfocada en creación y desarrollo de planes de reactivación económica local y planes de aceleración e innovación empresarial. Más infoPerfil LinkedIn.

Fuente: flameanalytics