El pliego de prescripciones técnicas para el suministro y puesta en marcha de una solución de tarjeta ciudadana en Castelló incluye, entre sus objetivos, la reactivación de las compras en los comercios del centro. Además de unificar servicios como el autobús, Tram, Bicicas y préstamo bibliotecario, incorpora la recarga de los tiques de una hora de aparcamiento gratuito y los descuentos por puntos

El proyecto, cofinanciado con fondos europeos y un presupuesto de 415.000 euros, establece en su fase inicial el reparto de hasta 20.000 tarjetas físicas entre los castellonenses. Del mismo modo, contempla la implantación de una app móvil específica, que se desarrollará para iOS y Android, recogiendo al menos las tres últimas versiones de ambos sistemas operativos.

Una vez completada la instalación, la aplicación permitirá múltiples tareas. Desde la recepciones de notificaciones de interés, pasando por la compra de bonos de viaje para el transporte público o consulta y renovación de las cesiones de libros, hasta el préstamo de bicicletas y estacionamiento en los subterráneos del casco antiguo por adquirir productos locales.

De hecho, los comercios adheridos a la iniciativa Parking gratuito, ven de compras a Castelló se beneficiarán de la tarjeta única, pudiendo ofrecer las ventajas de forma física o virtual a través de la app. Así, se identificará a aquellos usuarios que realicen compras para, mediante el código QR, gravar el bono gratuito, disfrutando no solo de esa hora sin cargo, sino también evitando las multas por el método de fiscalización de las videocámaras en el momento que se reactive a partir del 1 de octubre.

El funcionamiento de la tarjeta única se realizará en dos fases. La primera incluirá la red de transporte público, Bicicas y las bibliotecas. La segunda se centrará en el módulo de aparcamientos e irá acompañada de un plan de comunicación y sensibilización. Al margen de impeler campañas en los medios escritos, digitales y radios, se realizarán vídeos promocionales y se distribuirán 35.000 dípticos informativos. Asimismo, habrá una notable presencia en los espacios urbanos. En concreto, en los denominados mupis (soportes publicitarios en el mobiliario) ubicados en diferentes calles y plazas de la ciudad.

Datos personales

Las cédulas físicas incorporarán una variedad de elementos identificativos personales del ciudadano: reconocimiento impreso visible (nombre y apellidos, DNI y fotografía) y antena inalámbrica, con todos los datos anteriores y número de serie de la propia tarjeta.

En la actualidad, el Ayuntamiento de Castelló presta varios servicios municipales, utilizando soportes independientes y diferentes tecnologías de identificación que no son interoperables. Además, los sistemas de gestión están aislados y no ofrecen una visión global de su utilización por parte de los usuarios, de su grado de aceptación o la adecuación de sus necesidades. De ahí que el consistorio apueste por implantar una tarjeta única, siguiendo la estrategia de innovación promovida en otras ciudades europeas con el propósito de mejorar las relaciones ciudadanas y la calidad de vida.

Las empresas interesadas en la licitación del expediente tienen de plazo hasta el 21 de mayo para presentar sus ofertas. La ejecución del contrato alcanzará los 16 meses. El último sobre con los criterios económicos se abrirá el 2 de junio, con lo que se presumiblemente se activará la prestación durante el segundo semestre del año. 

Fuente: CastellonPlaza