Los cierres de Inditex y H&M se suman a las pequeñas tiendas que, sin turismo, no pueden asumir las altísimas rentas del centro de la capital

A unos pocos metros del ‘kilómetro cero’ de la capital, los restos de las cuatro letras de Zara presiden unas puertas que, desde hace un mes, lucen un aspecto carcelario. El gigante Inditex consumó el pasado marzo un cierre histórico: bajó la persiana de la primera tienda de Zara en Madrid (y la primera fuera de La Coruña), un local de siete plantas en el número 6 de la calle de Carretas. Hace dos semanas, otro punto y final sacudió el centro de la ciudad. Del H&M situado en el número 37 de la Gran Vía solo quedan sus iniciales rojas, todavía luminosas, tras la barrera metálica. Muy cerca, en el número 31 de la arteria madrileña, ni

Leer noticia completa: ABC