El Plan de Recuperación ‘España Puede’ ha sido diseñado para la gestión y el desarrollo de los fondos europeos Next Generation, que suponen para España la recepción de 140.000 millones de euros en transferencias y créditos en el periodo 2021-2026. Según ha informado el Gobierno, entre las principales inversiones que se van a desarrollar en una primera fase del plan, destacan los ámbitos de la transición verde y la transformación digital.

En la segunda reunión de la Comisión Interministerial para la Recuperación, Transformación y Resiliencia, el principal órgano de gobernanza del Plan de Recuperación, se ha informado sobre el plan diseñado para la gestión y el desarrollo de los fondos europeos de recuperación Next Generation.

Así, el Plan de Recuperación se complementa con una agenda de reformas estructurales que permitirán alcanzar 5 objetivos: modernizar el tejido productivo y la administración, impulsar la capacidad de crear empleo de calidad, aumentar la productividad y el crecimiento potencial de la economía, reducir las brechas sociales y de género e impulsar la economía verde.

De acuerdo con las directrices de la Unión Europea, las medidas que recoge el plan establecen 4 ejes de transformación: transición ecológica, transformación digital, cohesión social y territorial, e igualdad de género. Estas líneas de trabajo se van a desarrollar a través de 10 políticas palanca y 30 componentes que articularán los proyectos específicos.

El calendario del plan establece, a corto plazo, promover la recuperación tras la emergencia sanitaria; a medio plazo, impulsar la transformación integral de la economía; y a largo plazo, lograr que el país alcance un desarrollo robusto, sostenible y resiliente desde el punto de vista económico, financiero, social y medioambiental.

Primera fase de ejecución

El Plan de Recuperación español se articula a través de 212 medidas, de las que 110 son inversiones y 102 son reformas, movilizando las primeras cerca de 70.000 millones de euros en el periodo 2021-2023. Los ámbitos verde y digital serán cruciales y acapararán el 39% y el 29% de la inversión, respectivamente; la educación y la formación obtendrán el 10,5% de los recursos, y la I+D+i el 7%.

Entre las 20 principales inversiones que se van a desarrollar en una primera fase, destacan la Estrategia de Movilidad Sostenible, Segura y Conectada, con unos recursos de más de 13.200 millones de euros; la Modernización de las Administraciones públicas, dotada de 4.315 millones de euros; el Plan de Digitalización de Pymes, con más de 4.060 millones de euros; la Hoja de Ruta del 5G, con una asignación de casi 4.000 millones de euros; el Plan Nacional de Competencias Digitales, con más de 3.590 millones de euros; la Modernización y Competitividad del Sector Turístico, con un importe de 3.400 millones de euros; y el Desarrollo del Sistema Nacional de Ciencia e Innovación, con una dotación de 3.380 millones de euros.

Reformas clave

El capítulo dedicado a las reformas se basa en la Agenda 2030 de Naciones Unidas y en las recomendaciones específicas para España dentro del semestre europeo en 2019 y 2020, y abarca aspectos clave para la economía.

Entre las principales reformas contempladas, se incluyen la modernización y el refuerzo del Sistema Nacional de Salud, la estrategia de movilidad sostenible y conectada, la modernización de la Justicia, la reforma del sistema nacional de ciencia y apoyo a la innovación, o la modernización y digitalización de las administraciones públicas.

El Gobierno presentará este miércoles 14 de abril el Plan de Recuperación en el Congreso, que se espera sea aprobado formalmente y enviado a Bruselas en el curso del mes de abril, cuando comenzarán a desarrollarse los primeros proyectos.

Fuente: smartcity.es