Sobre cómo la empresa de Jeff Bezos, aunque el e-commerce esté de moda, devasta los sectores

Después de 212 días de cierre, el pasado lunes 12 de abril volvió a abrir todo el retail considerado no esencial y la hostelería de Inglaterra y Gales. ¿El resultado? A las diez de la mañana, hora de apertura de las tiendas en Londres, el número de compradores potenciales había aumentado un 220% respecto a los niveles prepandemia de 2019. Y el día terminó con un incremento del 660% en el número de compradores. 

“Los compradores acuden en masa a las tiendas mientras los minoristas reabren” fue el titular que dominó todos los medios de comunicación británicos los días 12 y 13 de abril. Según el British Retail Consortium (BRC), el cierre del Reino Unido ha costado a las tiendas no alimentarias aproximadamente 30.000 millones de libras esterlinas en ventas perdidas y ha provocado la pérdida de 67.000 puestos de trabajo.¿Es alternativa -única alternativa- dejarle todo el ‘retail’, de todo tipo, a Amazon? “El comportamiento de los británicos ante la apertura de tiendas, bares y restaurantes da como respuesta un rotundo no”, afirma Díaz-Cardiel

La pregunta obvia es qué pasaría en España si hubiera una apertura total de la economía, especialmente en lo que afecta al retail no alimentario y al sector horeca… “Ya sabemos que el comercio electrónico ha aumentado exponencialmente sus ventas en España y que está de moda proponer la digitalización y el e-commerce, pero -como se estudia en Sociología- las personas necesitan comunicarse, salir, tocarse y abrazarse; nos gusta disfrutar del sol comiendo en una terraza y nos gusta mirar y tocar el producto antes de comprarlo, porque para eso tenemos ojos y manos”, afirma el socio director general de Advice Strategic Consultants, Jorge Díaz-Cardiel. 

“Omnicanalidad supone elección entre muchos canales y no solo uno, el digital”, prosigue el analista, para quien el poder actual que tiene Amazon supone que “cada vez que entra en un sector, lo arrase, llevándose todo lo que hay por delante”. Ninguna empresa, ni siquiera su homóloga china, Alibaba Group, puede competir con Amazon…

¿Es alternativa -única alternativa- dejarle todo el retail, de todo tipo, a Amazon? “El comportamiento de los británicos ante la apertura de tiendas, bares y restaurantes da como respuesta un rotundo no”, añade Díaz-Cardiel.

“A los españoles nos gusta pasear por las tiendas y hacer de ello una experiencia aún no superada por la pantalla del ordenador. El retail (de todo tipo, precio y categoría) requiere consumidores que se paseen por El Corte Inglés, Ikea, MediaMarkt, Leroy Merlin, FNAC, Casa del Libro, Mango, Adolfo Domínguez, Carolina Herrera, Pedro del Hierro, Loewe, Primark, H&M, C&A, Alcampo, Carrefour, Eroski, Día, Ahorramás, Lidl, Aldi, Zara, Mercadona, Hermès, Chanel y Dior”, considera el director general de Advice Strategic Consultants, cuyo texto completo -titulado ‘God save the Queen… y al retail’– puedes leer en El Blog del Retail de infoRETAIL

Fuente: revistainforetail.com