Accenture analiza la adaptación del retail y gran consumo a los nuevos hábitos de los españoles

Más de la mitad de los españoles (54,4%) ha cambiado su estilo de vida de forma permanente a causa de la pandemia. Una de las mayores transformaciones se ha producido en la forma de consumir, donde el canal online se ha convertido en un verdadero impulsor de esta nueva era social.

Esta evolución en el estilo de vida ha acelerado la demanda de innovación, a medida que las empresas de comercio minorista, gran consumo y viajes pasan de reaccionar a la crisis a reinventar productos y servicios, tal y como se desprende del último estudio de Accenture, al que ha tenido acceso en exclusiva la revista infoRETAIL.

En concreto, muchas empresas orientadas al consumidor han reorganizado sus negocios en la nube, han soportado las presiones de los costes y han seguido reforzando la resiliencia y la seguridad, creando la infraestructura necesaria para adoptar la innovación y posicionarlas para el éxito futuro. 

“Los efectos de la pandemia se sentirán durante algún tiempo y son un ejemplo de la necesidad que tienen las empresas orientadas al consumidor de ser ágiles, resilientes y receptivas al cambio”, explica la Managing Director de Accenture de la Unidad Negocio de Productos (Consumo, Distribución, Industria y Servicios), Mercedes Oblanca. 

“De la necesidad surge la oportunidad y con la pandemia se ha desencadenado una nueva ola de innovación. A medida que las empresas se van replanteando cómo desarrollar negocios que generen crecimiento, muchas están utilizando capacidades analíticas avanzadas para detectar, responder y orientar las tendencias cambiantes de consumo”, añade. 

Según las previsiones de Accenture, el notable aumento del comercio electrónico se mantendrá o se acelerará aún más en los próximos meses. Así, la proporción de compras online de productos como la alimentación, la decoración del hogar, la moda y los artículos de lujo por parte de usuarios que no usan el comercio electrónico de manera frecuente -aquellos que utilizaban canales digitales para menos del 25% de las compras antes de la pandemia- ha aumentado un 343% desde el estallido de la crisis sanitaria. 

De hecho, mientras que antes de la pandemia sólo un 2,9% de los españoles compraba por internet comida para cocinar en casa, un 13,5% espera seguir haciéndolo cuando la situación se normalice. Los pedidos para llevar en restaurantes han pasado del 4% al 15% y la compra online de ropa, calzado y accesorios ha crecido del 3,6% al 17%. 

“Los líderes del sector retail se han adaptado rápidamente al aumento del comercio electrónico y están utilizando la tecnología para servir a los clientes de nuevas maneras”, comenta Mercedes Oblanca, quien explica que muchos operadores han adoptado tecnologías disruptivas, como la realidad aumentada, para recrear la experiencia de la tienda física y ayudar al cliente a visualizar mejor su compra, mientras que otros han reutilizado tiendas cerradas para convertirlas en centros de distribución con tecnología de recogida y embalaje.

“En un futuro, las empresas tendrán que satisfacer el apetito de los consumidores por las compras online con entrega rápida y ser más consistentes respecto a las inversiones que harán en su plantilla, cadenas de suministro, tiendas físicas y canales digitales para estar bien posicionadas e impulsar así su crecimiento”, concluye la responsable de Accenture.

Fuente: revistainforetail