El canal online ganó 2,7 millones de clientes y la penetración llega ya al 43,4% de la población residente en el país, según datos del Informe de la Moda Online en España.

Pasó de ser el canal promesa del sector al único disponible. El confinamiento y las restricciones a la actividad comercial funcionaron durante el pasado año como un propulsor para las ventas online de moda, que elevaron su cuota de mercado sobre la facturación total hasta acercarse al 20%, según el Informe de la moda online en España 2021. Realizado por Modaes.es en colaboración con Kantar Worldpanel Division, el estudio cuenta con el patrocinio de Prodware.

El peso del online en las ventas de moda ha pasado del 9,3% en 2019 al 19,4% en 2020. Esta subida sin precedentes se produce tras años de despegue del ecommerce de moda en España, con incrementos cada vez más acelerados durante los últimos años.

En 2011, Internet concentró poco más de un euro de cada cien que se gastaban en moda en España, incluyendo prendas de vestir exterior e interior, calzado, accesorios y textil hogar. En 2015, alcanzó la barrera del 3%, y desde entonces ha ido ganando al menos punto porcentual cada año, acelerándose en la recta final de la década hasta alcanzar el 9,3% de 2019.

El aumento en el número de compradores online de moda, un mayor número de consumidores habituales y de frecuencia de operaciones, más productos adquiridos y más gasto por comprador son algunos de los efectos del Covid-19 en las estadísticas de 2020 del sector, que recoge por quinto año consecutivo el informe.

La explosión de las compras de moda entre los residentes en España en 2020 ha permitido al país aproximarse a los ratios de ventas online que se dan en este sector en otros mercados europeos. En Francia, la moda online ganó 7,7 puntos de cuota de mercado, hasta el 22,5%, e Italia llegó al 23%. Los tres países del sur de Europa (incluyendo a España) se sitúan no obstante a gran distancia de Reino Unido y Alemania, donde la moda online alcanzó en 2020 una cuota de mercado del 47,6% y del 33%, respetivamente.

En España, las ventas por Internet alcanzaron durante el pasado año el 25% del valor total en el calzado, el 19,3% en el textil hogar, el 17,7% en prendas de vestir y el 14,5% en accesorios.

El calzado, que lidera la moda online, fue también el sector que registró un mayor salto, pasando del 13,8% de cuota de mercado en valor de 2019 al 25% de 2020. En el caso del textil hogar, la segunda categoría en la moda en la que el canal online tiene un mayor protagonismo y además una de las ganadoras de la pandemia, el salto adelante fue de diez puntos en un año. 

En términos de volumen de artículos vendidos, la progresión ha sido similar: el ecommerce ha pasado de tener una cuota del 1% en las ventas de moda en 2012 al 5,2% de 2018, el 6,6% de 2019 y finalmente el 14,9% de 2020, lo que supone que casi quince de cada cien artículos comprados se adquirieron por Internet.

Fuente: modaes.es