La Gran Vía madrileña perdió un 63 % de presencia de peatones entre los meses marzo de 2020 y marzo de 2021, según un estudio de afluencia media de peatones en algunas de las principales calles de Europa.

Según los datos obtenidos por Mytraffic, la Gran Vía se sitúa en tercera posición en cuanto a la pérdida de tránsito de público, por detrás de Kurfürstendamm de Berlín -que perdió el 35 % de la afluencia peatonal entre marzo de 2020 y marzo de 2021- y de los Campos Elíseos de París -que perdió un 44 %-.

En el lado opuesto, con pérdidas más altas que la madrileña se sitúan la Rue Neuve de Bruselas, que perdió el 65 % de su afluencia entre marzo de 2020 y marzo de 2021; la Via del Corso de Roma, cuya afluencia descendió un 66 %; y Oxford Street, en Londres, que perdió el 71 % de su tránsito, según el estudio.

Las calles más conocidas y turísticas «se están transformando» y los «fenómenos acelerados por la crisis cobran fuerza», como la instalación de tiendas temporales en locales vacíos en Bruselas, la apertura de grandes almacenes híbridos en Madrid o la transformación de tiendas en oficinas en Londres, señala el estudio.

Además, en todas partes se produce también una «reconcentración de los comercios», lo cual abre espacio a nuevos participantes en el mercado.

En el caso de la Gran Vía de Madrid, Robert Travers, Internatoinal Partner, Cushman & Wakefield y Jefe de Retail de EMEA, apunta que los sectores más perjudicados fueron los de la moda, alimentación y restauración con el cierre de doce tiendas a causa de las restricciones de uso actuales.

«La pandemia ha obligado a muchos retailers a acelerar sus decisiones, centrarse en la innovación y considerar nuevas oportunidades. La Gran Vía se beneficiará de estas tendencias con la apertura de Wow y Haidilao a finales de este año», señala.

Travers considera que la Gran Vía es un lugar «estratégico» a nivel europeo ya que muchos de los ‘retailers’ más prestigiosos del mundo han invertido en la calle.

Fuente: El Diario