Las librerías de Palma podrán habilitar una parada de venta en la calle todos los jueves por la tarde hasta el próximo 7 de octubre, con arreglo a la actividad de dinamización comercial ‘Llibreries al carrer’, organizada por PalmaActiva y el Gremi de Llibreters de Mallorca.

Un total de 11 establecimientos participan, por el momento, en la iniciativa, que está abierta a los nuevos locales de comercialización de material bibliográfico que el Gremi de Llibreters agregue en el futuro.

El concejal de Promoción Económica y Empleo, Rodrigo Romero, y el director general de Comercio, Fabrizio Di Giacomo, han visitado este jueves el establecimiento ‘Espai Caramulls’, que se ha sumado a la iniciativa. Laura Collado, miembro de la junta del Gremio de Llibreters y propietaria de esta librería, ha explicado que esta actuación supone «una forma de fomentar la lectura en el barrio y de acercarse a los lectores».

PalmaActiva, mediante su área de Comercio, facilita los permisos para realizar esta actividad con el objetivo de dotar de visibilidad a los establecimientos de este gremio y para contribuir a la dinamización comercial. «Desde PalmaActiva siempre que es posible damos todo nuestro apoyo a estas iniciativas que nacen de las patronales», ha destacado el regidor.

Romero también ha incidido en que «el pequeño comercio es seguro, no hay aglomeraciones y cumple todas las medidas de seguridad«, especialmente en el caso de esta iniciativa, que se desarrolla íntegramente en la calle.

Fuente: Mallorca Diario