El programa de digitalización del Principado arranca en el oriente con el fin de ayudar a los negocios en un «momento difícil»

Si bien la idea ronda en muchos negocios, el paso para dar el salto a la venta por internet asusta aún entre los pequeños comerciantes. Para ayudarles en ese recorrido comienza su andadura en el oriente el ‘Programa integral de digitalización del comercio de Asturias’ (Dica), impulsado por el Principado y presentado ayer en la Casa de Cultura de Cangas de Onís. «Un pequeño comercio que no está en internet tiene un hándicap importante, es una herramienta para conservar al cliente de siempre», explicó Carmen Bouzas, del Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación (CTIC). Desde la oficina de Llanes se encargarán del acompañamiento de los negocios de la comarca, a quienes prestarán «apoyo en estos momentos difíciles» motivados por la pandemia. No obstante, la crisis también «abre oportunidades» y ha demostrado que «quienes tenían bien montada la tienda ‘online’ han visto crecer sus ventas», indicó Bouzas. «La digitalización es casi obligatoria, pero de estar hay que estar bien», recordó.

Para lograr esa meta, el Programa Dica ofrece «sensibilización, capacitación e innovación» a través de un «plan de trabajo personalizado». Bouzas indicó que de cada comercio se realizará un «diagnóstico inicial y plan de propuestas», además de un acompañamiento durante seis meses. Una de las claves será «adaptar la estrategia a los clientes», pues «no se trata de estar en todas las redes y canales, sino en aquellos donde están nuestros clientes», apuntó.javascript:false 

Según los datos de un estudio de CTIC, un 57% de los comercios tiene página web y de ellos un 31% dispone además de tienda ‘online’. Por el momento, en un 79% de los casos las ventas ‘online’ son inferiores al 10% de la facturación total. El objetivo del programa es trabajar junto a 500 negocios este año en toda Asturias. En el caso del oriente, las inscripciones siguen abiertas.

Fuente: El Comercio