El Ayuntamiento de Barcelona, con la financiación de Endesa, ha puesto en marcha el proyecto Re-conectando para ayudar al sector comercial a implementar estrategias personalizadas de digitalización


El sector del pequeño comercio y la restauración de Barcelona, que representa el 12,8% de la riqueza de la ciudad,el 21% de su tejido empresarial y el 15% de los puestos de trabajo, se ha visto duramente golpeado por la pandemia y las restricciones que de ésta se han derivado, lo que ha servido a muchos comerciantes para ver en la digitalización de sus negocios la única alternativa para sobrevivir.

La crisis sanitaria y, también, social y económica provocada por la COVID-19 ha puesto sobre la mesa la necesidad imperiosa y casi obligatoria de adaptación digital del comercio de proximidad. Tener presencia en internet, hacer uso de las redes sociales o perder el miedo al e commerce es ahora, más que nunca, clave para la pervivencia de muchos de los comerciantes y restauradores”, indicaba esta mañana Salvador Vendrell, presidente de Barcelona Comerç, durante la presentación de ‘Reconectando’, un proyecto impulsado por Barcelona Activa, financiado por Endesa y dirigido y gestionado por Barcelona Comerç, cuyo objetivo principal es acompañar al pequeño comercio de la ciudad en su proceso de digitalización.

Este programa, como otros anteriores que en su día ya puso en marcha el Ayuntamiento de Barcelona, pretende favorecer la puesta al día digital del tejido comercial, mejorar su presencia en la red y potenciar la venta on line, sin embargo, éste es novedoso por cuanto cuenta con una figura inédita, la del agente digital. “Son 24 asesores y formadores que ayudarán, acompañaran y harán un seguimiento a 400 comercios propuestos por los ejes comerciales” durante el diseño e implementación de sus estrategias de digitalización, explicaba el teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, quien al respecto comentó que “estos agentes digitales, a los que los comerciantes podrán recurrir de forma constante, aseguran el éxito de la misión de digitalización”.

En este sentido, Collboni señaló que “los agentes digitales conectan con el comerciante para saber qué necesita y así es posible adaptar la estrategia de cada negocio a sus necesidades e intereses”. Además, “el comerciante puede recurrir de forma constante a su agente digital, interiorizando asi los conceptos que, con el paso del tiempo, podrá ir implementando”, constató el teniente de alcalde, mientas que Salvador Vendrell señaló que, gracias a esta iniciativa, “los comerciantes pueden ir empoderándose para, a la larga, tener autonomía en lo que se refiere a la digitalización de sus negocios”.

En definitiva, el proyecto Re-conectando, que cuenta con un presupuesto de medio millón de euros financiado por Endesa, “ayudar al sector comercial a hacer la transición hacia el mundo digital, igualando así las condiciones de competición con las grandes plataformas a través de dar apoyo, herramientas y conocimiento a los comerciantes”. “Se trata de reforzar al pequeño comercio físico con una opción de venta on line, con el valor añadido de que, en este caso, conocemos quién hay detrás, así como también conocemos el producto”, destacó Collboni.

Por ahora, tan solo 170 comercios se han inscrito en la página web de Barcelona Activa para participar en esta iniciativa, pero como ya avanzó el teniente de alcalde, en un futuro, “el proyecto se podría escalar en función de los recursos disponibles y de cómo funcione”.

Fuente: larazon