Las empresas reformulan sus espacios para adaptarse a la flexibilidad y comodidad del nuevo modelo híbrido

La facturación de los hosteleros y comerciantes en los núcleos empresariales ha caído en picado

Donde antes reinaba el trasiego de hombres y mujeres trajeados, ahora domina la calma. Fernando Medrano, de 43 años, encargado de operaciones de Telefónica, era la semana pasada una figura solitaria entre los bloques plateados de una de las ciudades empresariales vaciadas por la pandemia. «Antes había vida», asiente el hombre, bajo un cielo plomizo y rachas de viento caliente que concedían un aspecto aún más triste al Distrito Telefónica, en el barrio de Las Tablas. Los 9.000 empleados en la sede de la compañía de telecomunicaciones, que llegó a mandar al 95% de su plantilla a teletrabajar, ya no plagan en hora punta los paseos ajardinados al norte de la capital. En Azca, el corazón financiero..

Leer noticia completa: ABC

Etiquetas: