Un gran número de compañías ha aumentado sus superficies, lo que permite absorber parte de la oferta de espacio que ha quedado disponible en centros comerciales, grandes superficies y ejes principales a nivel de calle, apuntan expertos de Splacing.

La adaptación digital del pequeño comercio y la transformación y mejora de las estrategias de logística y de gestión de las grandes superficies han propiciado el crecimiento del sector de retail. La previsión es que se alcance un crecimiento interanual del 10% en el retail, un sector que ha estado en ‘standby’ y que parece que empieza a consolidarse en las principales ciudades españolas, según avanzan expertos de Splacing.com.

Las causas que constatan este crecimiento físico del retail y de las tiendas de calle pasan por tres aspectos:

1.- Caída de rentas de alquileres en zonas mejor posicionadas o prime con el consecuente reposicionamiento de nuevos players o bien negocios ya existentes.

2.- Si bien el aumento del canal online está presente, muchos espacios físicos se están rediseñando en zonas de presentación de producto para una posterior compra online. Los ‘escaparates’ de sus propias tiendas online.

3.-Llegada de nuevos players a zonas prime que aprovechan huecos y espacios existentes de otras empresas y negocios nacionales que los han tenido que dejar a raíz de la Covid.

Como indica la citada firma especializada en el mantenimiento de servicios para empresas, un gran número de compañías ha incrementado sus superficies, como Covalco, Five Guys, ferreterías Ferrokey o Heladería D+1, entre otras. «Esto permite absorber parte de la oferta de espacio que ha quedado disponible en centros comerciales, grandes superficies y ejes principales a nivel de calle», señala.

El 30,4% de retailers cree que repetirá la cifra de negocio de 2020, mientras que el 26,1% espera crecer este 2021 entre el 7% y 10%

«El hecho de estar en contacto directa o indirectamente con estas empresas y con los proveedores y profesionales que colaboran con ellas nos permiten estimar un crecimiento interanual del 7-10% en un sector que ha estado bastante tiempo a la espera de movimientos. La tendencia parece ser que empieza a consolidarse en las principales ciudades españolas. De hecho, según datos ya publicados, el 30,4% de retailers cree que repetirá la cifra de negocio de 2020, mientras que el 26,1% espera crecer este 2021 entre el 7% y 10%; y el 17,4% prevé un incremento de su facturación de entre el 3% y el 5%», explica José Antonio Marta, CEO de Splacing.com.

A LA CONQUISTA DEL CENTRO DE LAS CIUDADES

En relación con todo esto, como os recordábamos recientemente, los retailers de las grandes tiendas propias en polígonos industriales y centros comerciales de las afueras están empezando a tomar el centro de las ciudades, una tendencia que arrancó antes de la llegada de la pandemia de Covid, pero que poco a poco se ha consolidado, señala un análisis de Openbravo.

Las razones son varias. Por un lado, en un ambiente en el que los grandes desplazamientos no están recomendados, tener una pequeña tienda con parte del surtido supone un acercamiento a los visitantes y habitantes del centro de la ciudad.

Por el otro el consumidor omnicanal que compra online puede optar por recoger en estas tiendas satélite de manera más rápida que si el envío se realiza a su propio domicilio. Un win-win que, además, mejora la visibilidad y la reputación de las marcas», indica esta compañía.

Esta firma pone como ejemplo el comportamiento de marcas como Decathlon o Ikea, que han abierto pequeñas tiendas en puntos estratégicos de Madrid, Barcelona y otras capitales de provincia para hacer llegar sus productos a un nuevo cliente.

Como indica este análisis, para el retailer, la estrategia para poner en marcha un negocio que logre la omnicanalidad es contar con una tecnología que permita «tener controlado todo su inventario y una logística que, cada vez más, se centre en que los productos estén disponibles en el menor tiempo posible». Para las marcas, disponer de tienda satélite en el centro de la ciudad es estar mucho más cerca del cliente, y convertir a estas tiendas en centros de recogida de compras online en un tiempo menor y con la posibilidad de reducir los costes logísticos.

REPENSAR LAS TIENDAS

Por otra parte, la consultora Bain & Company recuerda la importancia para el sector retail de «repensar las tiendas en lugar de cerrarlas», algo que considera que tiene muchas ventajas.

Para ello, argumenta, es necesario invertir en la experiencia digital en la tienda física, a través de la experiencia de compra, pagos sin contacto y devoluciones rápidas, lo que hace que las compras sean fluidas, fáciles y agradables para los clientes.

«En otro año de incertidumbre, aquellos que utilicen las tiendas para convertirse en un retailer verdaderamente omnicanal estarán mejor equipados para adaptarse a las preferencias cambiantes de los consumidores», pronostica.

Fuente: foodretail