La pandemia margina el peso de la moda en los presupuestos familiares hasta el 3,74% del gasto total, frente al 4,7% de 2019. En 2006, antes de la Gran Recesión, llegaba al 6,8%.

La moda, marginada en los presupuestos de las familias españolas. El gasto medio por persona en vestido y calzado cayó en 2020 un 28,8%, hasta sólo 405,48 euros, y el peso de la moda en los presupuestos familiares tocó un nuevo mínimo, del 3,74% del presupuesto total.

Esta caída histórica, con un desembolso de 164,07 euros menos por persona en la compra de prendas y calzado que en 2019, se produce en un año marcado por el Covid-19. No obstante, es una caída que agrava una tendencia que se había iniciado ya con la Gran Recesión y que volvió a activarse en 2018 y 2019: la moda cada vez tiene menos espacio en el bolsillo de los españoles.

Leer noticia completa: Modaes.es