Los sótanos del mercado de abastos se están transformando en un gran almacén / La capital ha sido elegida por la UE para desarrollar modelos de distribución sostenible

El mercado de San Vicente de Paúl va a convertirse en el primer hub logístico de la capital aragonesa, un almacén donde las tiendas del centro integradas en el marketplace de Zaragoza Esencial harán acopio de los productos de venta online para que sean entregados incluso en el mismo día y con vehículos 100% sostenibles.

El ayuntamiento ha alcanzado un acuerdo con Correos para desarrollar este proyecto piloto y crear un centro de distribución urbana de mercancía (DUM) con el que pretenden optimizar el reparto de la paquetería de última milla (último trayecto del paquete) y solventar los problemas que está ocasionando actualmente la alta demanda del e-commerce, como la contaminación, el tráfico y la falta de infraestructuras. Esta iniciativa forma parte del programa europeo Senator, que nace con el propósito de desarrollar un sistema de reparto eficiente y sostenible que ha elegido a Zaragoza y a Dublín como banco de pruebas.

El crecimiento de las compras por Internet que se ha experimentado con la crisis sanitaria se ha convertido en un desafío medioambiental que obliga a las ciudades a buscar soluciones para que el creciente volumen de envíos no genere nuevos problemas. Para satisfacer la demanda, que cada día exige más inmediatez, es preciso que se construyan grandes almacenes a las afueras de las urbes y pequeños centros de distribución en los barrios que permitan realizar los repartos en vehículos eléctricos o de movilidad personal (VMP).

Esto es lo que va a hacer el consistorio en el mercado de San Vicente de Paúl, crear un almacén logístico en los sótanos con los productos de los más de 300 comercios que están integrados en el marketplace (una gran tienda de tiendas) My Bid Market de Zaragoza Esencial, y analizar los distintos modelos de reparto con el propósito de agilizar las entregas logrando reducir la huella de carbono y el tráfico.

El consistorio va a recibir una subvención de la UE de 400.000 euros para financiar la adecuación de los sótanos del mercado de San Vicente de Paúl, diseñar una aplicación que permita analizar los datos en tiempo real y contratar personal para supervisar el desarrollo del proyecto, explicó la concejala Economía, Innovación y Empleo, Carmen Herrarte, que destacó la importancia de que la capital haya sido elegida a nivel europeo para testar nueva tecnología y exportarla.

Las entregas de última milla a través de almacenes en los barrios pueden reducir las emisiones entre un 17 y un 26% hasta el 2025. El proyecto europeo que se va a desarrollar en la ciudad pretende validar las distintas posibilidades que ofrece la DUM y comprobar qué método permite reducir la huella del carbono de una forma más eficaz, matizó Herrarte.

El objetivo último es conseguir que la distribución de mercancías sea rápida, ágil y sostenible y para ello se va a estudiar cómo optimizar lasrutas de reparto para evitar solapamientos de redes logísticas (es decir, de recorridos), y se analizarán las dinámicas actuales con el fin de gestionar las incidencias en tiempo real para evitar retrasos en las entregas o anulaciones.

Para conseguirlo es esencial que se haga una buena gestión de los datos y la información. En este sentido, la torre de control desarrollada por Senator obtendrá y gestionará toda la información en tiempo real facilitando la toma de decisiones basada en datos a través de la aplicación que está desarrollando el consistorio. Por ahora no hay fecha para abrir el hub logístico, aunque será este año. Según Herrarte, este mes se firmará la cesión de los almacenes con Correos y se crearán las nuevas zonas de carga y descarga en el entorno del mercado. La concejala señaló que se ha elegido este mercado por la disponibilidad del espacio y porque permitirá revitalizar y digitalizar esta zona comercial.

Los comercios que quieran adherirse podrán hacerlo beneficiándose de las ventajas de compartir un hub logístico, como la red wifi, los gastos de mantenimiento y la logística.

Delicias podría convertirse en el segundo centro de distribución

El mercado de Delicias podría convertirse en el segundo centro de distribución urbana de mensajería (DUM) de la capital aragonesa. La concejala de Economía, Innovación y Empelo, Carmen Herrarte, explicó que cumple las características ya que en el último año sus detallistas han realizado un gran esfuerzo para digitalizarse, tienen espacio para crear un almacén e interés. El consistorio, que va a desarrollar una prueba piloto en el mercado de San Vicente de Paúl, tiene pensado ampliar el proyecto si el resultado es positivo y con el propósito de beneficiar al sector minorista y ofrecer al consumidor la posibilidad de recibir sus productos en cuestión de horas en su casa. El consistorio también pretende crear la primera galería urbana del plan de comercio local en la calle Delicias, por lo que ambos programas permitirían revitalizar la zona y, sobre todo, reavivar las ventas y el comercio. 

Fuente: elperiodicodearagon