La cuota del textil hogar sobre el total de las ventas de moda en España alcanzó su máximo desde 2009, con un peso del 19,6% sobre el total. Hombre fue la segunda categoría que mejor resistió.

La pandemia ha sido para la moda un tsunami aún mayor que la crisis financiera de 2008. Pero incluso en un escenario de caídas históricas, sin tiendas durante buena parte del año, ni eventos sociales y sin más vida que la casera, no todas las categorías se han visto igual de golpeadas. El año del confinamiento ha permitido al textil hogar resistir mejor que otros sectores, llevándolo hasta su mayor cuota desde 2009. Hombre ha sido la segunda categoría que mejor evolucionó, mientras que la moda femenina ha sido la más perjudicada.

Según datos provisionales de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), las ventas de la tiendas especializadas (on y offline) en moda en España se contrajeron un 41,3%la mayor caída desde que hay registros, hasta 10.619 millones de euros.

Todas las categorías anotaron descensos a doble dígito, pero sólo una se contrajo menos que el conjunto del sector: el textil hogar logró capitalizar, aunque levemente, el aumento del tiempo en casa y contrajo sus ventas un 33,1%, hasta 2.081 millones de euros. Fue también el único subsector que incrementó su cuota sobre el total, arañando más de dos puntos, hasta el 19,6%, el máximo desde 2009.https://datawrapper.dwcdn.net/0sSWk/1/

En cambio, los descensos de ventas de moda femenina, masculina e infantil superaron el 40% y todos ellos perdieron cuota respecto al año anterior. El hombre fue el segundo sector menos golpeado, con una contracción del 42,5%, hasta 3.356 millones de euros. Su cuota sobre el total pasó del 32,3% en 2019 al 31,6% en 2020.

La mujer, la gran estrella de la moda, fue la categoría más golpeada, con un desplome de ventas del 43,5%, lo que la dejó casi a la par con las ventas de moda masculina, con 3.791 millones de euros. Se mantuvo como la primera categoría por cuota pero también fue la que más perdió, del 37,1% de 2019 al 35,7% de 2020.

Por último, la moda infantil, que aparentemente podría haber aguantado mejor debido a la mayor necesidad de reposición, se situó en la parte media de la tabla con un descenso del 42,6%, hasta 1.391 millones de euros, el 13,1% del total.

El textil hogar arañó más de dos puntos de cuota, hasta el 19,6%, el máximo desde 2009

A cierre del último ejercicio, en España había, según datos de Acotex, 47.101 tiendas especializadas en moda en España, casi 15.000 menos que el año anterior, lo que supone la mayor destrucción de red comercial del sector en la historia.

Tres canales de distribución ganaron cuota el año pasado: las cadenas especializadas, que escalaron hasta el 37,4%; los grandes almacenes, que llegaron al 9,3%; y los híper y supermercados, que alcanzaron el 28,2%, su máximo histórico, gracias a que permanecieron abiertos durante todo el año al ser un servicio esencial.

En cambio, el canal multimarca continuó perdiendo relevancia, hasta una cuota del 10,2%, y los outlets pusieron fin a trece años consecutivos de subidas y descendieron hasta el 14,9%.

Fuente: modaes.es