Las rentas en las principales arterias comerciales registran fuertes caídas en 2020, marcado por la pandemia del Covid-19, según el último análisis de la consultora Ascana.

Las rentas del retail en high street se desplomaron el año pasado. El impacto de la pandemia ha dejado una dura huella en las principales arterias comerciales de Madrid y Barcelona, según recoge el último informe de la consultora Ascana, que analiza el mercado en 2020, marcado por la pandemia del Covid-19.

En Madrid, el ajuste de las rentas va desde el 11% de Ortega y Gasset hasta el 60% que aparece en algunos tramos de Gran Vía. “En las renegociaciones provocadas por la pandemia no solo se han aplicados descuentos Covid, sino que ha entrado en juego en las vías principales madrileñas, especialmente la Gran Vía, la renta variable condicionando el arrendamiento a un porcentaje variable en función de las ventas”, señala en informe de Ascana.

Así, el impacto ha sido más comedido en las dos principales calles de Madrid: Preciados, con una caída de las rentas del 17,5%, hasta los 285 euros por metro cuadrado y mes, y Ortega y Gasset, donde las rentas han descendido un 11%, hasta los 190 euros por metro cuadrado y mes. En Preciados la disponibilidad ha repuntado hasta el 6,3%. No así en Ortega y Gasset, ya que algunas firmas han aprovechado la crisis para posicionarse en este eje, cuya disponibilidad ha pasado del 13,3% hasta el 7%.

Leer noticia completa: modaes.es