Tras un mes de junio con una caída muy ligera respecto al mismo mes del año anterior, el sector de la moda espera beneficiarse de la vuelta de las bodas y los eventos

El textil mejora previsiones y, pese a que todavía está muy por debajo de las ventas prepandemia, espera poder vender a lo largo del verano más que en el mismo periodo de 2020. No en vano, en junio ha estado muy cerca de igualar la facturación, situándola solo un 0,3% por debajo, según los datos que maneja la patronal del textil Acotex.

Aunque la caída acumulada anual de las ventas de textil respecto al ejercicio anterior se sitúa aún en el 29,8%, siempre en base a las cifras de la patronal, el impulso de las rebajas y la vuelta de las bodas y los eventos están empujando a las tiendas de ropa.

La cifra de junio, con la caída del 0,3%, «no es el mejor dato, pero es más o menos hacer lo que hicimos el año pasado, por lo que la caída empieza a frenarse«, explica el presidente de Acotex, Eduardo Zamácola, en conversación con Vozpópuli. No en vano, la caída fue del 15,5% en mayo y del 30,2% en abril, -estas cifras respecto a 2019 por el cierre de tiendas de 2020-.

Leer noticia completa: Vozpopuli