La Junta de Gobierno aprueba que Germán Vizcaíno se encargue de las luces navideñas de la ciudad este año y el que viene

El plan de digitalización de comercios sigue adelante con un presupuesto de 280.000 euros para iniciar su segunda fase, en la que se tratará de formar y dotar de tecnología a más negocios y de crear un clúster de innovación para diseñar estrategias a largo plazo con la complicidad de la Unión de Comerciantes. El importe, aprobado ayer en la Junta de Gobierno, permite iniciar un nuevo periodo en el marco de “Gijón Reinicia” y buscar mecanismos para adherir este plan de digitalización al llamado DICA, el nuevo proyecto del Principado que busca también modernizar los comercios locales.

La fase piloto de este plan, acordado con los agentes sociales en junio del año pasado y que nació como respuesta a la necesidad de una digitalización masiva de las pequeñas y medianas empresas gijonesas, comenzó el 1 de septiembre de 2020 y finalizó el 30 de abril de este año superando, a nivel de participación, las propias expectativas de los responsables del plan, llamado también “Digicom”. En mayo había más de 500 negocios interesados en dar el salto a lo digital.

Ahora, en este segundo capítulo, las líneas de trabajo buscan, según el Ayuntamiento, “una evolución en el servicio de acompañamiento, la experimentación de programas de innovación y la generación de comunidad e identidad entre todos los actores del comercio local”, involucrando a proveedores, consultorías y la propia administración. De aquí que se plantee también la posibilidad de conectar el plan “DICA” y fundar el ya anunciado clúster de innovación para diseñar nuevas estrategias.

Luces de Navidad

Por otro lado, la Junta de Gobierno dio también luz verde a la prórroga del contrato de las luces de Navidad con la empresa Germán Vizcaíno, que se encargará del decorado festivo de la ciudad este año y el que viene por 503.291 euros.

La corporación aprobó también certificar varias mejoras viales: los semáforos en los entronques de las calles Manuel Junquera con Leopoldo Alas y Les Cigarreres con la Carretera Carbonera, así como la colocación de otro más en la avenida José Manuel Palacio, y el cambio de regulación en la calle Mariano Pola. Todas estas operaciones se ejecutaron con un coste final de 82.389 euros.

Fuente: LNE