La recepción de paquetes en tiendas en el segundo semestre (cuando el comercio ya había reabierto) marcó su mínimo desde 2015, llegando sólo al 12%.

Trabajar, vivir y recibir paquetes en el domicilio. Los cambios de hábitos que, de momento, ha dejado la pandemia han supuesto una reordenación del flujo en las ciudades y, con ella, de la logística. Los centros de las grandes metrópolis se han vaciado y la vida se ha trasladado a ciudades dormitorio, bloques de edificios y casas a las afueras.

En el segundo semestre de 2020, cuando las tiendas ya habían abierto (aunque permanecían algunas restricciones en varias comunidades autónomas), el 92,5% de los españoles que hicieron pedidos online los recibieron en su domicilio, el dato más alto de la serie histórica, que comenzó en 2015.

La cuota supone 4,1 puntos más que un año antes, previo al estallido del Covid-19, cuando el 88,4% de los envíos se recibían en casa, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (Cnmc).

Leer noticia completa: modaes.es