Aunque todavía queda mucho verano por delante, las cifras indican que, de momento, el primer mes de rebajas está cumpliendo las expectativas de reactivación de las ventas para el sector retail. Los descuentos de temporada están movilizando un 17,6% más de público que el mes de julio pasado, si bien es cierto que la cifra aún se sitúa alrededor del 17% por debajo de la alcanzada en 2019, según datos de TC Group Solutions.

Así, estas cifras deben interpretarse como un “avance importante, aunque también indican que queda por delante un buen margen de mejora”, señala esta firma. Con toda probabilidad, la llegada irregular de turistas internacionales, unida al repunte de la pandemia, conocido ya como ‘la quinta ola’, ha influido para que la dinamización del comercio de calle no fuera más notable aún. Por el momento, hay más gente paseando por las calles y las entradas en tienda van registrando un incremento.

En esta línea, el análisis señala que la media diaria de tráfico de peatones en las calles españolas ha aumentado el 17% respecto a 2020, una información que se debe interpretar con “moderado optimismo” puesto que todavía se sitúa el 22% por debajo de las cifras registradas en 2019 pero que marca una tendencia al alza.

Entradas en los comercios físicos

En cuanto a las entradas en los comercios físicos, es decir, al número de personas que deciden traspasar el umbral de las tiendas, también se observa una mejora respecto al año pasado del 11%, un “esperanzador cambio de tendencia” después de que en 2020 y por las mismas fechas se viviera una tímida desescalada de cara a verano y el acceso a las tiendas estuviera fuertemente regulado, llegando al extremo de que en algunos establecimientos no se podía entrar y sólo se entregaban los productos adquiridos previamente online.

Otro dato a tener en cuenta es que, por regla general, cuando aumenta el tráfico en la vía pública el ratio de atracción tiende a bajar. Sin embargo, en este caso el ratio de atracción se mantiene en valores similares al año pasado e incluso sube de 0,1 puntos, lo que quiere decir que hay un aumento de entradas en las tiendas en cifras absolutas. En concreto estamos hablando de un ratio del 6,7 para casi 4.000 personas de media transitando cada día por las vías comerciales del país frente al 6,6 sobre 3.400 personas del año pasado.

Madrid, poca capacidad de atracción

Por otra parte, si nos fijamos en las principales ciudades de España, en general se observa siempre la misma tendencia, con la excepción de Zaragoza, que ha logrado mejorar la situación respecto al 2020 en 1,6 puntos.

También llama la atención el caso de Madrid, ya que es la ciudad que registra el mayor número de transeúntes en las principales calles comerciales, que con 4.637 personas de media circulando por las vías a diario sólo consigue que entren en las tiendas una media de 214, o lo que es lo mismo, la capacidad de atracción es más baja de lo que se podría pensar, aunque aprueba con un ratio del 5,8%. Por el contrario, Palma de Mallorca ha logrado la media diaria más alta de entradas en tiendas (346).

En resumen, el interés por la oferta del comercio de calle demuestra una mejora contenida y unos niveles continuistas, muy similares a los del año pasado. En cuanto al comportamiento global de los ciudadanos, según las cifras recogidas del 7 de junio al 7 de julio, ha sido muy parecido al de los últimos dos años. Los fines de semana y festivos con derecho a abrir los comercios los que reciben una mayor afluencia de público.

Fuente: directivosygerentes.com