Está claro que los consumidores no han dejado de comprar por Internet. Aunque el tráfico global a las páginas de ecommerce creció un 24% en España, la cantidad de pedidos cayó un 51%. Nuestro país presenta, además, la tasa de conversión más baja, con un 0,7%, y el gasto promedio más bajo por visita y comprador, con 1,10 dólares.

Tras registrar cuatro trimestres consecutivos de crecimientos superiores al 50%, en el segundo trimestre de 2021 los ingresos del comercio online han registrado una moderada subida interanual del 3% en todo el mundo, que en España ha sido de un 12%, convirtiéndose en el cuarto país que más crece, sólo por detrás de Canadá (23%), Reino Unido (17%) y Francia (16%). Así lo indica el Shopping Index de Salesforce.

El tráfico global a las páginas de ecommerce creció un 8% interanual en todo el mundo, una cifra considerablemente menor al 42% registrado en el segundo trimestre de 2020. En España, el crecimiento del tráfico también es superior a la media global, con un 24% frente al 39% experimentado en el mismo periodo del año anterior.

La cantidad de pedidos, en cambio, sí experimenta caídas, con un descenso del 5% a nivel global y de un 51% en España. Nuestro país presenta, además, la tasa de conversión más baja de todo el estudio, con un 0,7%, y el gasto promedio más bajo por visita y comprador, con 1,10 dólares.

Leer noticia completa: itreseller.es