El grupo francés cierra el primer semestre con ingresos superiores al del mismo periodo de 2019

El grupo de distribución francés Fnac-Darty ha cerrado el primer semestre de 2021 con unos ingresos superiores a los que registró en el mismo periodo de 2019, antes de la pandemia, y con un crecimiento en su negocio ibérico gracias al impulso del comercio físico.

La compañía ha informado este lunes de unos ingresos de 3.465 millones de euros en la primera mitad del año. Esto supone un crecimiento del 21,3% frente al mismo periodo del año pasado, marcado por los cierres obligados por la pandemia. Además, esa cifra está un 5,5% por encima de la que anunció en 2019 para este mismo periodo. El beneficio operativo también es superior al de entonces. Este fue de 34 millones en este primer semestre de 2021, dos más que en el de 2019. Además, deja lejos la pérdida de 57,6 millones de hace un año.

Una situación que ha hecho que el grupo eleve sus previsiones y que ahora estime un crecimiento de ventas del 5% al cierre del ejercicio y un beneficio operativo de entre 260 y 270 millones. “Estamos muy satisfechos con los sólidos resultados obtenidos durante el primer semestre de 2021, impulsados por el fuerte empuje de las ventas en nuestros mercados», ha valorado en un comunicado el consejero delegado Enrique Martínez. «A pesar de las continuas restricciones sanitarias en nuestros distintos países de operación, el grupo ha podido contar con la fortaleza de su modelo omnicanal a través de la potencia de sus tiendas y la relevancia de su oferta digital, que representa alrededor del 28% de la actividad del semestre». De hecho, los ingresos online crecieron más de un 7% pese a enfrentarse a un comparable como el de 2020, cuando los confinamientos lo dispararon un 160%.

Leer noticia completa: Cinco Días