La compañía inaugurará su quinta tienda en el país, en el centro comercial Parquesur (Madrid), este mismo sábado y prepara su llegada a Sevilla (Lagoh) y a una séptima ubicación aún sin desvelar antes de finalizar el ejercicio. La compañía prevé además elevar de 200 a 600 sus lockers o puntos de recogida de pedidos en los próximos meses.

AliExpress redobla su apuesta por las tiendas físicas en España, el único país del mundo donde cuenta con este tipo de establecimientos de forma permanente. La compañía inauguró sus primeros puntos de venta de Aliexpress Plaza en Xanadú (Madrid) y Finestrelles (Barcelona) en 2019 y en lo que va de año ha abierto dos tiendas la Ciudad Condal, situadas en Gran Vía y La Maquinista.

No obstante, la cifra se duplicará en los próximos meses. La compañía china, filial del gigante Alibaba, abrirá este mismo sábado en Parquesur (Madrid) su quinta tienda en el país, a la que seguirán en un breve periodo de tiempo su primer establecimiento en Sevilla (Lagoh), que espera inaugurar antes del Singles Day (11 de noviembre), y una séptima tienda en el país en una ubicación que ya tiene cerrada pero que por ahora no ha hecho pública.

«Estamos haciendo una clara apuesta por una estrategia omnicanal y nuestra ambición es abrir más tiendas y explorar nuevas categorías. Los tráficos a las tiendas han bajado con la pandemia, pero seguimos teniendo miles de visitantes al día», explica Eduardo Pisa, director de Marcas y Negocios Clave de AliExpress en España.

La compañía asegura que sus tiendas cumplen una función clave para aumentar el reconocimiento de su marca y lograr que más clientes se acerquen a comprar en el universo de Aliexpress, aunque es evidente que «nuestro foco sigue siendo online», señala Pisa.

AliExpress asegura que tiene la app de compras de retail más usada de España y que es el segundo vendedor online del país por penetración de mercado (tras Amazon), aunque fue el que más creció el pasado año.

La nueva tienda de Parquesur

La nueva tienda de Parquesur que se inaugurará este sábado sumará 400 metros cuadrados, lo que ratifica su intención de tener locales más pequeños, y estará dividida en tres áreas: marcas estratégicas (Samsung, Xiaomi, Cecotec…), superofertas y productos de impulso.

La compañía sigue centrando la oferta de sus tiendas físicas en la tecnología y los productos de consumo, aunque este nuevo local le ayudará a explorar dos nuevas categorías: la cosmética, a través de la venta de una marca coreana, y la alimentación, con un córner en el que venderá snacks asiáticos. Como es costumbre en las aperturas de AliExpress, la empresa hará regalos a los primeros clientes que acudan a su nueva tienda.

Triplicará sus lockers

En paralelo, AliExpress ha desvelado un plan para triplicar su número de lockers o puntos de recogida de pedidos en España. Si la cifra asciende en la actualidad a 200 en Madrid y Barcelona, a los que se suma su acuerdo con Celeritas para el resto del país, la intención del grupo chino es alcanzar los 600 lockers antes de acabar el año, con un claro foco en seguir ganando peso en las grandes ciudades.

AliExpress suma ya tres centros logísticos en España y está reduciendo sensiblemente los tiempos de entrega en el mercado nacional. La rebaja es especialmente notable en los productos que llegan de China, donde en el 80% de los casos ha rebajado las entregas a menos de 10 días, gracias a los aviones de carga propios que salen desde Hong Kong y llegan a España vía varias ciudades de África.

Fuente: Expansión