La firma Stradivarius presenta Meets Art donde cada mes seleccionará a cuatro artistas procedentes de todas partes del mundo para que exhiban sus obras en sus escaparates

Más allá del escaparate, y de la propia moda, la firma Stradivarius acaba de presentar en Barcelona, en la Fundación Miró, una iniciativa cultural destinada a sus tiendas en todo el mundo titulada Stradivarius Meets Art. Es un proyecto a largo plazo que desea dar visibilidad de forma mensual al talento emergente en todos los países y en todas las disciplinas y técnicas artísticas posibles. La firma ha seleccionado a través de asesores a centenares de artistas de todo el mundo (pintura, ilustración, cerámica, arte floral) para lanzarlos en plataformas digitales y tiendas de la marca como muestra de sus obras, convirtiéndose así los establecimientos en espacios sin límites para la creación.

El pintor Raúl del Sol es el asesor de esta iniciativa que cuenta con la artista cubana Rachel Valdés como embajadora y asesora del proyecto. Del Sol, dibujante y pintor, lleva 12 años en la compañía con diseño y creación de escaparates. “He unido así mis dos facetas. Ha nacido un proyecto fascinante y renovador”, comenta a este periódico, desvelando así un proyecto que llevaba un año gestándose, recibiendo propuestas que han llegado a cerca del millar.

Rachel Valdés en la Fundación Miró
Rachel Valdés en la Fundación Miró

En Meets Art, Stradivarius irá seleccionando cada mes los talentos artísticos a lo largo del mundos para que sean quienes intervengan con sus exposiciones en las tiendas.

Ejemplos de multiculturalidad, los cuatro artistas elegidos en la primera fase han sido una pareja de artistas florales, Victor y Lera Komskii, rusos residentes en Lisboa; Ana Lina, mozambiqueña residente en Países Bajos, ilustradora que refleja su mestizaje; la rusa Kuznetsova Oksana, ceramista que mezcla texturas y colores sin fin; y la española Montserrat Olmedo, artista que entremezcla hilos de algodón como expresión de su “yo” interno.

Fuente: Diario de Sevilla