A las puertas de la Barcelona New Economy Week (BNEW), EL PERIÓDICO ha organizado en la sede del Consorci de la Zona Franca Barcelona una mesa redonda que analiza los retos de futuro que tiene por delante el sector del ‘retail’ 

Los expertos concluyeron que las tiendas tradicionales deberán aprovechar las ventajas del mundo en línea para satisfacer los nuevos hábitos de consumo. Eso sí, los ‘ecommerce’ también deberán dar un paso hacia la presencialidad

Si la digitalización ya estaba generando un cambio de hábitos de consumo, la pandemia ha acelerado la tendencia. El ‘retail’, o comercio al por menor, es uno de los sectores más afectados, ya que se han disparado las ventas ‘on line’ en detrimento de la compra física. Y esto, sin duda, supone una transformación que va más allá de este ámbito en concreto para abarcar la sociedad en su conjunto: la movilidad, la logística, los sectores inmobiliario y bancario e incluso la configuración de la propia ciudad.  

Con la celebración de BNEW, un evento híbrido organizado por el Consorci de Zona Franca de Barcelona (CZFB) que tiene como objetivo impulsar la llamada nueva economía del 5 al 8 de octubre con hasta 10 bloques temáticos, surgen diversas preguntas relativas al retail. ¿Qué papel jugará el comercio a pie de calle dentro de estas nuevas tendencias y cómo protegerlo? ¿De qué manera se pueden fomentar los beneficios del ‘ecommerce’ y fomentar prácticas de sostenibilidad y equilibrio social?

Thank you for watching

Por todo ello, EL PERIÓDICO y el CZFB organizaron la mesa redonda ‘La transformación del retail tras la pandemia: nuevos retos económicos’ con la presencia de distintos perfiles para tratar de encontrar respuestas y perfilar cuál debe ser el modelo comercial de la Barcelona metropolitana para estos próximos años.

Un momento de la mesa redonda organizada en la sede del Consorci de la Zona Franca de Barcelona./FERRAN NADEU

En el encuentro participaron Pere Navarro, delegado especial del Estado en El Consorci de la Zona Franca de Barcelona y presidente de BNEW; Montserrat Ballarín, concejala de Comercio, Mercados, Consumo, Régimen Interior y Hacienda del Ayuntamiento de Barcelona; Xavier Güell, director en Barcelona de la Consultora Inmobiliaria CBRE España; Josep Mateo, CEO de Liq Eyewear, especializada en la venta on line de gafas impresas en 3D; Juan Barrera, director del Sector Retail y Distribución en Corporate and Investment Banking de Banc Sabadell (que se conectó de manera telemática); y Blanca Sorigué, directora general del Consorci de la Zona Franca de Barcelona y de BNEW.

Un modelo híbrido 

El primer objetivo del encuentro fue definir en qué estado se encuentra el comercio tradicional, qué importancia tiene para la ciudad y cómo impulsarlo. Una conclusión generalizada es que se debe avanzar hacia un modelo híbrido, en el que se produzca una digitalización para satisfacer la demanda de los que valoran la comodidad del ecommerce, pero reforzando a la vez la experiencia de compra para aquellos clientes que prefieran el modelo presencial. De hecho, también se está produciendo la corriente inversa: cada vez más comercios nacidos en la red buscan una presencia física para fortalecer su marca, su visibilidad y la atención al cliente. 

«Barcelona, como metrópolis, debe estar bien posicionada para la nueva economía»

Pere Navarro

Delegado especial del Estado en el CZFB

«El ‘retail’ se está transformando de manera profunda. Tenemos que hacer entre todos un esfuerzo extra para que el comercio tradicional, que nos da ese ambiente de ciudad mediterránea que tanto nos gusta, se mantenga. Y el ecommerce es una buena herramienta para ello, fomentando la colaboración entre ambos mundos», comentó Pere Navarro, que añadió que todo ello debe ir acompañado de una planificación de la movilidad verde y el reparto de última milla sin emisiones.

Xavier Güell también se mostró convencido de la confluencia entre ambos mundos: «Van a convivir y lo harán porque así resulta más rentable. Sabemos que hay marcas que han nacido ‘on line’ que se han dado cuenta de que si abren una tienda física las ventas crecen. Y la tienda física se irá transformando en un showroom, un espacio diferencial que proporcione una experiencia y que permita al cliente sentirse parte de una comunidad».

“Ya hay marcas nacidas ‘on line’ que han comprobado que si abren una tienda física, las ventas crecen»

Xavier Güell

Director en Barcelona de CBRE España

Ciudad de referencia

Montserrat Ballarín recalcó que el modelo comercial de Barcelona es «una referencia en todo el mundo y por eso acabamos de recibir el Premio Nacional de Comercio Interior del 2021″. Se mostró orgullosa del tejido que forma el comercio en la capital catalana, pero también consciente de que hay que luchar no solo para mantenerlo, sino también para impulsar su crecimiento en un contexto marcado por la presencia de grandes plataformas de ‘ecommerce’. 

“El comercio de la ciudad es referente en todo el mundo. El ‘ecommerce’ ha de ser un complemento”

Montserrat Ballarín

Concejala de Comercio del Ayuntamiento de Barcelona

«El comercio electrónico debe convertirse en un complemento del físico; ser una fuente de oportunidades para que una tienda llegue a más públicos y se relacione de manera distinta con la clientela. Por eso, tenemos múltiples programas para ayudarles a digitalizarse, a incorporar la inteligencia artificial, a mejorar la experiencia del usuario…». Entre ellos citó las Áreas de Promoción Económica Urbana (APEU), que buscan estrategias conjuntas para fomentar el comercio de proximidad y las nuevas tecnologías. O las subvenciones para la transformación digital del comercio, la restauración y los mercados municipales.

Un ejemplo de esta presencia en el doble canal es el de Liq Eyewear, una empresa con sede en la 3D Incubator de la Zona Franca que fabrica gafas con impresión 3D, cosa que les permite reducir costes y avanzar hacia una mayor personalización.

“Vendemos nuestras gafas ‘on line’, pero consideramos que la presencia en la óptica tradicional es clave”

Josep Mateu

CEO y fundador de Liq Eyewear

«Vendemos ‘on line’, pero también tenemos presencia en la óptica tradicional. Creemos que esta última debe mantenerse siempre, sobre todo en el caso de las gafas graduadas, porque ofrece un servicio, un asesoramiento y un contacto con el cliente que es fundamental. Eso sí, notamos una cierta resistencia inicial por parte de las ópticas, con un modelo muy tradicional, pero la pandemia nos dio la oportunidad de demostrar las ventajas», explicó el fundador y CEO de la compañía, Josep Mateu.

Y para impulsar esta transformación del comercio, que «encara el doble reto de la digitalización y la sostenibilidad», Juan Barrera señala la importancia de los fondos europeos. «La mejor forma de proteger el comercio físico es ayudando a que sean más rentables. Y eso pasa por la venta on line, la logística, la automatización, el reparto sin emisiones. Más que poner límites, hay que escuchar a la sociedad”, aseguró el representante de Banc Sabadell.

“El comercio físico encara dos grandes retos: la digitalización y la sostenibilidad”

Juan Barrera

Director del Sector Retail y Distribución en Banc Sabadell

El análisis de BNEW 

En definitiva, el comercio físico debe adentrarse en los terrenos de la nueva economía, que Pere Navarro define como «nuevas oportunidades y nuevos puestos de trabajo». Y eso es, tal y como resalta Blanca Sorigué, precisamente lo que busca la segunda edición de la Barcelona New Economy Week (BNEW), en formato híbrido, con actos presenciales y otros virtuales: «Se trata de una plataforma de conocimiento en la que grandes expertos de todo el mundo analizarán cómo ha cambiado el mundo debido a la pandemia y avanzarán las grandes tendencias en hasta 10 sectores de actividad: comercio electrónico, logística, movilidad, inmobiliario, industria digital, zonas económicas, sostenibilidad, talento, ciencia y ciudad. Y todo ello con el objetivo de establecer sinergias entre ellos, porque a partir de ahora todo debe estar conectado, también el comercio». 

“En BNEW, expertos mundiales analizarán cómo ha cambiado el mundo y cuáles son las tendencias de futuro”

Blanca Sorigué

Directora general del CZFB y de BNEW

En este sentido, una de las conclusiones que se puede extraer de la mesa redonda es que el futuro del ‘retail’ no se puede analizar de manera aislada. Debe mezclarse con las nuevas tendencias digitales y los hábitos de consumo, pero también con la necesidad de un sistema de reparto más sostenible, una logística más automatizada y eficaz y una concepción innovadora de la ciudad, que fomente una mayor calidad de vida, que esté más cohesionada y que, en definitiva, sea un espacio de convivencia.

BNEW explora la nueva economía

La segunda edición de la Barcelona New Economy Week (BNEW), que se celebra del 5 al 8 de octubre, busca posicionar la ciudad como capital de la llamada nueva economía. «Estamos en plena revolución económica y cultural. BNEW quiere explorar sus posibilidades», remarca Pere Navarro, delegado especial del Estado en El Consorci de la Zona Franca de Barcelona.

Para ello cuenta con 10 bloques temáticos, 800 ponentes de más de un centenar de países y cerca de 165 paneles, debates y sesiones. Un evento híbrido con una parte física y presencial y una parte digital que se complementan. Por ejemplo, a través 10 platós de televisión con contenido centrado en el conocimiento (uno por cada área de actividad), una plataforma digital para practicar el networking y un espacio para lanzar servicios y productos disruptivos y transgresores. Toda la información se puede encontrar en su página web (www.bnewbarcelona.com).

Fuente: El Periódico