Este sistema de retorno deberá crearse cuando no se cumplan unos objetivos de recogida separada de botellas de plástico de un solo uso para bebidas:  70% en 2023 y del 85% en 2027.

El pacto PSOE-UP para modificar la ley de residuos (en tramitación parlamentaria) están haciendo cambiar la política del Gobieno en esta materia. El Gobierno ha abierto la puerta a introducir el sistema de devolución y retorno de los envases de un solo al comercio (para ampliar su nivel de recuperación) si el actual sistema no alcanza el umbral de recogida selectiva estipulado. Así lo recoge el proyecto de real decreto de envases puesto a información pública por el Ministerio para la Transición Ecológica, que también prevé prohibir los envoltorios plásticos para frutas y verduras, una práctica de sobreenvasado y sobreempaquetado llevada al extremo que ha irritado a consumidores en los últimos tiempos.

El real decreto establece que para los envases de un solo uso se implantará con carácter obligatorio un sistema de depósito …

Leer noticia completa: La Vanguardia