La filial española de la cadena francesa perdió 5,2 millones de euros en 2020 con una caída del 9,5% de facturación

Fnac España sufrió la pandemia pero está dispuesto apostar por el mercado español. La filial del grupo francés registró unas pérdidas de 5,2 millones de euros en 2020, frente a los beneficios de 1,8 millones que obtuvo en el ejercicio anterior, según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

La facturación fue de 341,7 millones de euros, un 9,5% menos que en el año anterior, afectada especialmente por el cierre de sus tiendas físicas durante los meses del confinamiento total de marzo a junio, así como a las limitaciones tanto de aforo como de superficie a lo largo del ejercicio.

La caída del volumen ventas correspondientes a sus tiendas físicas se vio parcialmente compensada gracias al incremento de las ventas generadas a través de su tienda online. Para concentrar fuerzas y optimizar los recursos disponibles, la compañía presentó diferentes expedientes de regulación temporal de Empleo (ERTE).

Leer noticia completa: El País