La cadena británica Iceland ha puesto en marcha esta iniciativa en todas sus tiendas. Gracias a ella, prevé ofrecer a los clientes 1,3 millones de productos gratuitos al año y luchar así contra el desperdicio de alimentos.

La cadena británica Iceland ha decidido regalar aquellos alimentos que estén a punto de caducar en un nuevo intento por abordar el desperdicio de comida, informa The Grocer. Los alimentos pedidos online para entregar tendrán una vida útil de al menos dos días.

La enseña ha puesto en marcha esta iniciativa en todas sus tiendas después de realizar una prueba en 40 establecimientos en loos que se llegaron a regalar hasta 17.000 productos.

En el caso de que no exista disponibilidad en la selección realizada por el cliente, el personal de la cadena puede agregar al pedido otro alimento que se encuentre en su último día de vida útil.

El comprador será informado del artículo antes de la entrega y no se le cobrará por el producto. Todos los productos frescos y refrigerados, incluido el pan, están incluidos en esta iniciativa.

1,3 MILLONES DE PRODUCTOS AL AÑO DE REGALO

La compañía prevé que el programa ‘Gratis el último día de la vida’ ofrecerá a los clientes 1,3 millones de productos gratuitos al año, lo que equivale a unas 500.000 libras esterlinas (más de 590.000 euros).

«Reducir el desperdicio de alimentos es una gran prioridad para nosotros a medida que continuamos reduciendo nuestro impacto en el mediaambiente», ha declarado Richard Walker, Managing Director de Iceland.

«Sabemos que la vida útil juega un papel importante en la creación de excedentes de alimentos, por lo que debemos encontrar una forma innovadora de combatir esto dentro de nuestras tiendas y a través de nuestras compras onlíne», ha añadido.

«Nuestro programa no solo ayuda a reducir el desperdicio de alimentos, sino que también respalda a nuestros clientes. Sabemos que el coste es clave para muchos de nuestros compradores y esta nueva iniciativa nos permite ofrecerles la oportunidad de reducir sus facturas de compras semanales, además de ayudar a reducir el desperdicio de alimentos», ha subrayado.

Fuente: foodretail